17 enero 2022

SE CUMPLIERON LOS ACTOS PATRIOS



 

Con motivo de conmemorarse hoy el 209º aniversario de la revolución de Mayo, la Municipalidad de Nueve de Julio desarrolló los actos oficiales alusivos a la fecha, en la referida jornada, desde las 10 hs., y sobre calle Libertad, Frente al Palacio Municipal.
Tras la recepción de autoridades y un chocolate para los alumnos invitados; a las 10,30 hs.se ofició el Te Deum  en Iglesia Catedral “Santo Domingo de Guzmán”; mientras que posteriormente se dio comienzo del acto en calle libertad, frente al municipio.



DISCURSO DEL INTENDENTE BARROSO

"El 25 de mayo es siempre un día digno de celebrar, de recordar, para tener siempre presente esas historias que forman la esencia y el corazón de lo que nos identifica como argentinos. Porque estamos reunidos celebrando nada menos que un nuevo aniversario del nacimiento de la Nación Argentina, que se erigía independiente del Reino de España un día como hoy, un 25 de mayo de 1810.
Pero como todo lo bueno siempre implica esfuerzo, dedicación, constancia y sobre todo trabajo en equipo. La fundación de esta nueva nación no fue la excepción, ni se llevó a cabo de un día para el otro, si bien es cierto que culminó un proceso histórico el 25 de mayo, ese mismo día comenzó otro, que llevó muchos años de enfrentamientos y luchas para que por fin la Nación sea una, y fortalecida pueda desarrollarse.
Desde ese día, y en casi todos los momentos cruciales de nuestra historia, tuvimos que enfrentar divisiones, sobreponernos a la frustración, volver a empezar. La revolución misma fue acompañada por muchos criollos, pero también hubo quienes no estaban de acuerdo y querían mantener la dependencia de España.
Hay una anécdota que me gusta mucho y quisiera compartir. La primera junta solicitó a todas las provincias que adhieran a la revolución, muchas lo hicieron, pero otras, como el territorio de Paraguay, que en aquel entonces pertenecía la virreinato del Río de la Plata, se opusieron. Entonces, el gobierno encomendó al General Belgrano que vaya a conseguir esa adhesión por la fuerza. Belgrano con un ejército pequeño fue derrotado en Paraguay, pero su valor en combate fue tan honorable, su tenacidad frente a la adversidad tan destacable, y su convencimiento de la causa que defendía tan grande, que fue perdonado por el gobierno y los militares que lo derrotaron, quienes le permitieron regresar tanto a él como a su ejército. Pero lo interesante es que en su camino de ida a Paraguay, como en su regreso a Buenos Aires, Belgrano, sembró la semilla de la revolución en cada pueblo que pisó, que no era otra que la semilla de la libertad. Con el tiempo esa derrota de las armas nacionales, se convirtió en un triunfo de la doctrina de la revolución en Paraguay, y gracias al trabajo de Belgrano fue en adelante imparable el proceso de libertad.



Siempre existieron para las grandes causas los obstáculos, las derrotas, las opiniones contrapuestas, los desencuentros, la falta de compromiso. Pero por otro lado, en los líderes de aquel mayo, que como siempre digo y resalto arriesgaron su fortuna y su vida por una causa tan noble como es la de ser libres y darnos nuestro propio gobierno. Como decía, hubo líderes y muchos vecinos que sí acompañaron y estuvieron dispuestos a sobreponerse a los debates, a los enfrentamientos, a las luchas, y estuvieron predispuestos a consensuar, o a pelear codo a codo. Convencidos de que era hora de avanzar y hacer un país basado en las reglas de las nuevas repúblicas que surgían en el mundo.
Pero vayamos a lo esencial, repasemos algunos puntos de lo que conceptualmente es una república, algo que nos resulta familiar, pero que en aquel entonces era una novedad. Una república implica derechos para los ciudadanos, la igualdad ante la ley, la periodicidad de los cargos públicos que significa que los gobernantes no deben perpetuarse en el poder, la publicidad de los actos de gobierno, etc. Estas características podemos ver que lamentablemente durante muchos años no se respetaron en nuestro país, aun en años de democracia. Por eso la construcción de la república sigue siendo un trabajo de todos los días, y una deuda que tenemos con nuestro pasado glorioso, pero sobre todo una deuda que debemos saldar definitivamente para generar un futuro mejor.
Sabemos que la mayoría de los argentinos defienden y quieren una república fortalecida, pero siempre vamos a encontrar quienes se opongan y que con ideas extravagantes, ideas que carecen de ejemplos exitosos en todo el mundo, la intenten perjudicar. Pero tomando el ejemplo de Belgrano, no debemos rendirnos ni perder la esperanza de que podemos tener una república fortalecida. Aun frente a cualquier adversidad circunstancial, debemos saber que podemos volver a ser una gran Nación, siempre que cada uno haga su parte y como Belgrano siembre la semilla de la libertad, podemos lograrlo, porque tenemos una fuerza y una convicción como Nación que heredamos de esos grandes hombres de mayo, que desde la lejanía de los libros de historia nos guían y nos inspiran a dar lo mejor de nosotros para construir un mejor futuro".

Fotos Gentileza Raúl Mascheroni