17 enero 2022

UN ACCIDENTE QUE PODRÍA HABER SIDO TRAGEDIA


En los minutos finales de anoche, domingo, un grupo de nuevejulienses que regresaban de sus vacaciones, sufrieron un grave accidente en la Ruta 226 cuando la llanta de un camión se desprendió y tras despedazarse sobre la ruta, una parte se incrustó en el parabrisas del automóvil en el que viajaban.

Lunes, 11 de febrero de 2019

Irupé, Mariana, Celeste, Olga y María Isabel volvían de vacacionar en San Eduardo, localidad cercana a Miramar, y a la altura del puente de Olavarría, un camión que circulaba en el mismo sentido, delante de ellas, les hizo seña de luces indicándoles que lo podían adelantar sin peligro. Poco después, al intentar pasar, una llanta del camión se desprendió y tras perder el neumático y partirse en el pavimento, terminó incrustándose una parte en el parabrisas del VW Surán en el que se trasladaban las chicas de nuestro medio.

La conductora y quien viajaba como acompañante resultaron con heridas cortantes. Pese a ello, Irupé no perdió el control del automóvil y detuvieron la marcha unos cuantos metros más adelante, cuando pudo salir de la calzada. Luego debieron avanzar algunos metros más porque no había señal de telefonía, y finalmente se comunicaron con el servicio "911" de la policía bonaerense. Fueron atendidas en el hospital municipal Dr. Héctor Cura y a primeras horas de esta mañana un familiar fue buscarlas hasta aquella localidad y ya se encuentran todas en sus domicilios.

Cabe destacar que el conductor del camión nunca se enteró del accidente, por lo que nunca detuvo la marcha.