28 septiembre 2021

POLICÍA AMAMANTÓ A BEBÉ DE UNA VÍCTIMA


Micaela Mongiano le dio su pecho a un bebé de tres meses que se encontraba desesperado luego de que su madre muriera electrificada al intentar enchufar un secarropas en una precaria vivienda. "Hace poco tiempo la sargento fue mamá y su instinto maternal la llevó a hacer lo que hizo", comentó el comisario local.


 


Viernes 4 de diciembre de 2018.

Habían pasado pocos minutos de las 21.00 cuando este jueves la Policía de Saladillo recibió un llamado al teléfono de emergencias 101 donde alertaban por un accidente doméstico en el que una mujer había resultado electrocutada. De inmediato, la sargento Micaela Mongiano y el oficial Cristian Flores fueron asignados para acudir al lugar sin saber que ese operativo les marcaría la vida para siempre.

Al llegar a la precaria vivienda ubicada a la vera de la Ruta 205, los uniformados constataron que una joven de 24 años había sufrido una brutal descarga eléctrica por la que murió en el acto. Junto al cadáver se encontraba un bebé de tres meses, totalmente desamparado, que lloraba como presintiendo lo que había pasado. La imagen conmovió a los policías, quienes terminaron brindando un noble gesto de amor.

Micaela, que había sido mamá hacía pocos meses, desabrochó su uniforme, alzó a la criatura y le dio su pecho. El bebé cambió un desesperado llanto por una tierna sonrisa y pocos minutos después, se quedó en silencio sobre los brazos de la sargento. Más tarde, Cristian completó la acción dándole una mamadera, que terminó de calmar y adormecer al pequeño luego de haber vivido una verdadera pesadilla.

Gracias al personal policial, que aportó su gran calidez humana, el pequeño pudo calmar su angustia. En medio de la tragedia, la sargento Mongiano amamantó al bebé con su propio pecho como si fuera su madre. Más tarde, el oficial Flores le dio la mamadera, completando otro hermoso acto de amor que enaltece a la Policía. Ambos se desempeñan en la comisaria de Saladillo y este jueves se encontraban cumpliendo servicio.

Las impactantes imágenes del operativo fueron publicadas anoche en el portal Saladillo Diario y no tardaron en viralizarse en las redes sociales. "Al cumplimiento del deber le sumaron una enorme calidez humana", tituló ese medio local la emotiva nota que mostraba a la sargento Mongiano amamantando al bebé y que rápidamente fue replicada por cientos de usuarios en Facebook y Twitter.

Según pudo saberse, Micaela hace 7 años trabaja en la Policía de la Provincia de Buenos Aires y es la primera vez que le toca vivir una situación así. "Hace poco tiempo la sargento fue madre y su instinto maternal la llevó a hacer lo que hizo. Gracias a Dios y a su accionar, pudo calmar el llanto del bebé, luego de haber estado desamparado por la muerte de su madre", señaló a este medio el comisario de Saladillo, Walter Barros.

Fuente: LaNoticia1.com