31 julio 2021

Tarifas: LA LEGISLATURA FRENO LAS REBAJAS

Los legisladores de la provincia de Buenos Aires desdoblaron el proyecto de Ley planteado por la Gobernadora María Eugenia Vidal para morigerar las subas tarifarias de servicios esenciales y buena parte de las cargas que se proponían eliminar se seguirán debatiendo.

Viernes 27 de abril de 2018.

El Poder Ejecutivo remitió un proyecto de ley que establecía quitas de alícuotas que figuran en las tarifas y que tienen como destino las arcas municipales y provinciales, los legisladores sancionaron el texto que se refería a la quita de conceptos que iban a la provincia para morigerar el aumento de tarifas de servicios esenciales, pero no avanzaron en las quitas que tienen con destino las arcas municipales.

Aquellas modificaciones que el Poder Ejecutivo planteó y que establece la reducción a la mínima expresión de la alícuota que perciben los gobiernos locales de las empresas distribuidoras de energía eléctrica y agua, a través de un cambio en la legislación, y que dejaba sin efecto el ingreso a las arcas municipales del 6 % de las facturas de luz y el 4 % de la facturación total de agua y cloacas, fueron postergadas en su tratamiento.

Los legisladores sí avanzaron y sancionaron los cambios propuestos para el artículo 74 de la ley 11769 donde se consigna que los agentes de la actividad eléctrica, por las operaciones de venta que realicen con usuarios o consumidores finales, abonarán mensualmente a la provincia de Buenos Aires, una contribución equivalente al cero con cero uno por mil (0,01 o/oo), cuando hasta aquí estaba establecido el seis por mil.

La modificación propuesta del artículo 75 de la ley 11769; que toca la contribución que abonaban mensualmente las empresas a las Municipalidades, pero que es trasladado a las facturas de los usuarios, que representar el 6 % de lo recaudado por la venta de energía eléctrica; lo pasaría al sólo 0,01 por ciento, un porcentaje simbólico, aunque los legisladores lo seguirán analizando.

En el mismo sentido, la reforma apurada por el Ejecutivo en la tarifa de agua quedó en suspenso.