28 julio 2021

CASELLA VISITO 9 DE JULIO


El viernes por la noche, el dirigente radical Juan Manuel Casella de paso hacia la ciudad de Lincoln, visitó nuestra ciudad y mantuvo una reunión con afiliados y referentes locales de la Unión Cívica Radical.

Domingo, 8 de abril de 2018

El acto en el Comité Radical, donde se recibió a Juan Manuel Casella fue encabezado por el presidente del Comité local Rodolfo Menéndez y por el doctor Walter Battistella, referente de la Agrupación “Raúl Alfonsín”.
Antes del diálogo con los afiliados y vecinos que se hicieron presentes, el referente radical concedió una entrevista a los medios de prensa en la cual hizo referencia a los problemas que atraviesa el radicalismo con su participación en la coalición “Cambiemos”.


“No apostamos al fracaso ni el retroceso", aclaró el ex Ministro de Trabajo, quien agregó que "los problemas y las crisis que se producen en un país los paga el pueblo y no el gobernante. Desafortunadamente, especular con el fracaso ajeno es una mala costumbre que tenemos".
En otro tramo, y en línea con sus palabras reflexivas, el dirigente agregó que "queremos que el gobierno tenga éxito para que al pueblo le vaya mejor y para que la gente no sufra. Pero esa actitud no debe convertirse en un sentimiento genérico y poco crítico. Los radicales tenemos que tener, frente al gobierno nacional, una posición de análisis, viendo cómo se desempeña el gobierno, cómo está el país y cómo se encuentra el radicalismo", remarcó.

 

LA IDENTIDAD ES FUNDAMENTAL
"El radicalismo debe defender su identidad, debe continuar siendo un partido autónomo, manteniendo las mejores relaciones posibles con los demás socios de la coalición", reflexionó el visitante, quien además insistión en que "la política democrática tiene como propósito mejorar la calidad de vida de la gente, no la calidad de vida de los dirigentes; por eso, los objetivos y las carreras políticas individuales deben ser secundarias frente al interés colectivo"

CRITICAS A SUS PARES

Por último, Juan Manuel Casella cuestionó a sus pares al afirmar que, “hay una dirigencia radical que está demasiado atemorizada, que se niega a formular la menor crítica sobre el gobiernoCreen que si hacen una crítica, si manifiestan su opinión sobre lo que no está bien, se puede perjudicar al gobierno, y por supuesto que esto no es así”.