7 marzo 2021

¿HAY PRIVACIDAD EN LAS REDES?

Sábado 31 de marzo de 2018.

Luego de conocerse que la empresa británica Cambridge Analytica diseñó 50 millones de perfiles de votantes norteamericanos a partir de información proveniente de Facebook que fueron utilizados en la campaña de Donald Trump, la red social de Mark Zuckerberg atraviesa una crisis y pierde la confianza de los internautas.
Así, crece el interés por conocer cómo funciona el entrecruzamiento de datos en la web y de qué forma es utilizada la información que comparten los usuarios en publicidad y propaganda política.

Al respecto, el analista de políticas públicas de Internet, Javier Pallero, explicó que “las empresas que más famosas son y más plata recolectan, como Facebook, Google y Twitter, viven de los anuncios. Lo que ellos hacen es recolectar información sobre los usuarios de internet y utilizarla para vender anuncios más específicos y, por lo tanto, más caros, a empresas y marcas”.

El especialista aclaró que “cuando uno se baja aplicaciones al celular le da permisos. Si se pone a leerlos, le está permitiendo que vea nuestras llamadas, nuestros mensajes, con quién hablamos, cuánto tiempo, cada cuánto”.

El “problema”, según Pallero, aparece cuando la recolección de datos “adquiere una dimensión tal que se vuelve peligrosa en sí misma”, tal como pasó con el mencionado caso que se convirtió en un escándalo mediático.

“La empresa obtuvo legalmente el permiso de 270 mil usuarios aproximadamente de instalar una encuesta de personalidad que se hace por Facebook a cambio de uno o dos dólares. Esa aplicación después buscaba los datos de esas personas y, sacando más o menos un promedio, se llegó a 50 millones y se logró extraer mucha información de la que está pública, que permite crear un perfil psicológico y afinar mucho la publicidad”, describió el abogado especializado en derecho informático.

“La información es personal, siempre es propiedad del usuario, nunca pasa a ser de la empresa”, sostuvo, y aclaró que si bien "para nosotros son datos sueltos", para las empresas "es un tesoro de minería de datos que pueden entrecruzar y así conseguir un valor agregado”.

Fuente: Infocielo.