17 abril 2021

IMPUESTOS PROVINCIALES: CHAU AL CORREO

Si bien desde hace tiempo se reiteran las quejas de los contribuyentes de que no reciben las boletas de pago de impuestos provinciales, lo que genera sospechas no solamente de un ahorro al no utilizarse el correo, sino también en los intereses que se aplican desde el momento que cualquier vecino olvida efectuar el pago, al no recibir su factura; estaría a realizarse el anuncio de que el corte de suministro será definitivo y las boletas deberán bajarse de Internet.

Sábado 10 de febrero de 2018.

La decisión está en estudio pero existen amplias chances de que comience a regir desde el año próximo. En busca de reducir gastos, la Agencia de Recaudación bonaerense (Arba) dejaría de enviar a los domicilios de los contribuyentes las boletas de la Patente y del Impuesto Inmobiliario.

De prosperar la iniciativa, el fisco bonaerense se ahorraría decenas de millones de pesos al año en stock de papel, procesos de impresión y reparto postal, puesto que las viejas boletas de Patente, Embarcaciones e Inmobiliario serían reemplazadas por un formato digital.

Según trascendió en las últimas horas, la intención de las autoridades de Arba es acelerar la migración de los contribuyentes hacia los servicios digitales que ya ofrece el organismo, de manera que los impuestos se reciban en el mail, se obtengan por internet o mediante la aplicación que está operativa para celulares con Android o iOS.

PRIMER PASO

El organismo recaudador ya dio un primer paso este año. Basándose en dos resoluciones, dejó de enviar la boleta en papel a todos aquellos contribuyentes que se encuentran adheridos al sistema de pago automático. En estos casos, para acceder a la misma en formato digital se debe ingresar a la página web de Arba (www.arba.gob.ar) o suscribirse al servicio de “boleta por mail”, al que se accede por esa misma página.

En la actualidad, unos 500 mil contribuyentes ya no reciben las boletas papel por estar adheridos a la boleta digital.

Arba imprime y envía a los domicilios a través del correo unos 25 millones de boletas por año.

Arba pretende acelerar la migración de los contribuyentes hacia los servicios digitales que ya ofrece el organismo. Pero también busca incentivar el pago electrónico vía home banking o tarjeta de crédito, puesto que con esa modalidad no se necesita contar con la boleta impresa, posibilitando que la reducción del consumo de papel tenga lugar dentro y fuera del Estado.

 

SORPRESA

De hecho, junto con las boletas de la primera cuota de 2018, muchos vecinos recibieron con sorpresa en su domicilio el aviso de que ya no se les enviará la liquidación impresa. Todo indica que, en poco tiempo más, los impuestos en papel serán cosa del pasado en la Provincia.

La medida, con todo, genera interrogantes. Por caso, qué ocurrirá con aquellos contribuyentes que carecen de conexión a internet.