2 agosto 2021

CÁRITAS Y UNA LABOR QUE NO CESA

Jueves 1 de febrero de 2018.

Cáritas 9 de Julio continúa con su labor durante los meses estivales. Finalizó el 2017 con la entrega de las canastas navideñas, modalidad que implementa desde hace años y cuyos beneficiarios son las familias de bajos recursos que están apadrinadas por miembros de la comunidad.
Durante enero de este año continuó con sus visitas periódicas a los vecinos del barrio Héroes de Malvinas, encuentros que tienen por objetivo conocer la realidad social y articular, en caso de ser necesario, con otras instituciones barriales.
También continuó acompañando a las cinco familias que están bajo el proyecto Mejorando Hogares. Este proyecto consiste en la reparación o ampliación de viviendas de familias de bajos recursos, para las que se consiguen los fondos y a las que se les hace un exhaustivo seguimiento en cada una de las etapas de las obras. Caritas parroquial comenzó recién el año pasado a implementar este programa a través de una prueba piloto con una familia. En esta segunda etapa alcanza a favorecer a cinco nuevas familias más.
A ello se suma que la institución parroquial sigue asistiendo necesidades específicas y urgentes de familias que se encuentran en situación de emergencia socio-económica, especialmente entregando mercaderías para satisfacer las necesidades de alimentación.
Además, como lo hace todos los años durante el receso de verano, se abocó además a reacondicionar el Hogar Nazareth (con trabajos de pintura y de mantenimiento general)- También realizó reparaciones en las paredes y trabajos de pintura en el Hogar de Tránsito, ubicado en la calle Vedia. Cabe recordar que este ofrece alojamiento, como su palabra lo indica, por tres días a personas que se encuentran de paso por diferentes circunstancias, ya sea de otras localidades y partidos que necesitan realizar trámites, que deben atender a familiares enfermos en el hospital , etc.
De este modo Cáritas parroquial de 9 de Julio continúa trabajando en pos de su misión principal que es acercarse, atender y acompañar a los más pobres y los excluidos de la sociedad, procurando que crezcan en dignidad y contribuyendo para que sean los protagonistas de su propio desarrollo.