16 mayo 2022

"VAMOS A REZAR HASTA QUE LOS ENCUENTREN"

Desesperación de las familias de los tripulantes. (Télam)

Domingo 20 de agosto de 2017.

Vecinos de la localidad de Bragado y allegados a Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agropecuaria Aibal S.A,  manifestaron sobre la tragedia "tenemos esperanza y confiamos que esto termine pronto". En la aeronave viajaban además los pilotos Matías Ronzano y Emanuel Vega.

Vecinos de Bragado, allegados a Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agropecuaria Aibal S.A, propietario de la avioneta que cayó en el Paraná Guazú, junto a los tripulantes Matías Ronzano y Emanuel Vega, aseguran que rezan para "encontrar a los chicos" y confían en que la búsqueda "termine pronto".

 "El trabajo para encontrarlos continúa y no vamos a dejar de rezar hasta que hallen a los chicos", que desaparecieron en 24 de julio último, señalo Malvina.

"Tenemos esperanza y confiamos que esto termine pronto" explicó la vecina, y aseguró que a diario todo el pueblo busca explicaciones sobre un accidente que los dejó "devastados".

Por su parte, Jorge Obregón, un transportista de la zona, aseguró que "lo que sucedió fue una tragedia" y que en estas instancias queremos acompañar a las familias".

Asimismo, destacó que esta tragedia unió "dos pueblos con la misma plegaria" que pide que tanto el empresario bragadense como los pilotos de Lincoln, sean encontrados.

El avión Mitsubishi matrícula LV-MCV cuyos restos fueron hallados el sábado luego de permanecer 26 días desaparecido con tres personas a bordo, fue hallado en el delta del río Paraná Gauzú sin que hasta el momento se tenga información sobre el paradero de los tripulantes.