18 mayo 2022

"LA PRESION IMPOSITIVA ES INSOSTENIBLE"

Carbap cuestionó a la provincia por la presión impositiva "insostenible" - “Estimaciones privadas marcan que más de un 65 por ciento del excedente que genera un establecimiento agrícola es apropiado por el fisco vía sus distintos impuestos", se quejaron desde la entidad rural.

Domingo 6 de agosto de 2017.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) reclamó por carta al Gobierno una extensión en los plazos para realizar los descargos a las notificaciones del revalúo fiscal, al tiempo que manifestaron su preocupación “por la creciente presión impositiva que afecta al sector productivo bonaerense y que dificulta el desarrollo regional”.
Según explicó la entidad que reúne a las rurales bonaerenses, la mesa agropecuaria provincial envío una solicitud al ministro de Economía, Hernán Lacunza y al director de ARBA, Gastón Fossatti, para que se extienda el plazo, para que los productores realicen los descargos a las notificaciones del revalúo individual que se está efectuando en la provincia. Si bien la medida fue desechada, los productores aseguraron que existe una gran dificultad para que los productores presenten en tiempo y forma dichos descargos.
“Hacemos un nuevo llamado a la reflexión a quienes tienen responsabilidades en el tema, frente a una presión impositiva en la provincia que se torna insostenible”, sostuvo en un comunicado la entidad, quien destacó que la ausencia de estos descargos puede impedir que se valúen correctamente las parcelas rurales afectando a futuro las producciones y los establecimientos.
“Estimaciones privadas marcan que más de un 65 por ciento del excedente que genera un establecimiento agrícola es apropiado por el fisco vía sus distintos impuestos. Dicha situación sumado al clima adverso que ha soportado la provincia, con casi 6 millones de hectáreas bajo agua, configuran un complejo escenario para la producción bonaerense”, indicaron desde Carbap. Y agregaron: “De mantenerse dicha situación se produciría un franco deterioro de la actividad productiva que terminaría afectando la rentabilidad sectorial”.
Tal cual informó el lunes DIB, el Gobierno bonaerense y las entidades del campo iniciaron ya la discusión en torno a la ley impositiva del año próximo, y desde el sector agrario renovaron sus reclamos por la eliminación de algunos tributos que consideran “distorsivos”, como el que grava la transmisión gratuita de bienes y el Inmobiliario Rural complementario, establecidos durante la administración de Daniel Scioli. Tras el primer encuentro, el Gobierno se llevó la agenda de reclamos del campo, aunque no fijó aún su posición al respecto.
En el sector están alertas ante la posibilidad de que el Ejecutivo decida finalmente avanzar con el postergado revalúo fiscal, una medida que iba a comenzar a aplicarse desde este año, pero que fue frenada ante el persistente reclamo de las entidades. De todos modos, el Gobierno sí avanza sobre un plan de corrección de valuaciones fiscales según criterios de productividad, que por ahora solo alcanza al 5 por ciento de las explotaciones bonaerenses, unas 15 mil partidas sobre 300 mil existentes.
Se trata, de acuerdo a la explicación oficial, de una actualización de partidas que no revisaron en décadas, y cuya capacidad productiva se vio incrementada por diferentes factores (mejoras en los suelos, construcción de caminos, capacidad ganadera, entre otros). Las entidades consideran que esos criterios son “tendenciosos”, y por eso pidieron, sin éxito, una extensión en los plazos para la realización de descargos.