17 mayo 2022

Lactancia materna: ARGENTINA CON PROMEDIO BAJO

Martes 1 de agosto de 2017.

Sólo un 40% de todos los bebés del mundo reciben lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, señala un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF difundido este martes. En Argentina, el promedio es aún más bajo, según el mismo informe sólo el 33% de los bebés se alimentan exclusivamente con leche materna.

A pesar de que el promedio está por debajo de la media, la tendencia es que viene subiendo la proporción. La Dirección Nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia del Ministerio de Salud de la Nación destacó en su informe de 2015 que la proporción de lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes de vida pasó al 35% respecto a 2011, cuando fue de 30%, y que en ese lapso el amamantamiento continuo -entre los 12 y 15 meses del bebé- aumentó del 61% al 71%.

"La leche materna es como una primera vacuna para el niño. Lo protege de infecciones potencialmente letales y le da todo el alimento que necesita para sobrevivir y desarrollarse bien", dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, respecto del informe presentado en el inicio de la Semana Mundial de Lactancia Materna.

El estudio fue realizado por la organización Global Breastfeeding Collective, dirigida por la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Señala que aumentar la lactancia materna salvaría vidas, haría que los niños fueran más inteligentes e impulsaría las economías de los países menos desarrollados.

"Uno de los grandes motivos por la baja en la producción de leche es el estrés, por eso es tan importante el entorno y la contención de las mamás", explicó Gabriela Fulleringer, puericultora de la Fundación Lactancia y Maternidad (Fundalam). La experta señaló que "el llanto del bebé activa las hormonas de la madre que produce más leche para satisfacer esa demanda".

Por eso, la organización llama a los países a invertir en campañas educativas y programas de salud para alentar la lactancia materna y pide respetar el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (1981) para prevenir el marketing engañoso de los fabricantes de leche de fórmula.

La OMS y UNICEF recomiendan que la madre comience a dar el pecho a su hijo en la primera hora de vida y continúe hasta los dos años, manteniendo la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses.

Si se alcanzara la meta de un 50% de bebés alimentados exclusivamente con leche materna hasta los seis meses hasta el 2025, podrían salvarse 520.000 vidas en los próximas diez años y el incremento cognitivo podría generar ganancias económicas de 300.000 millones de dólares en países de bajos o medianos ingresos, estima el Banco Mundial.