22 septiembre 2021

CAPACITARON A CATEQUISTAS DE LA DIOCESIS

La jornada de formación universitaria para catequistas comenzó el sábado en Pehuajó y se extenderá hasta diciembre con un encuentro mensual.

Lunes 8 de mayo de 2017.

Más de 60 catequistas, docentes de escuelas privadas y públicas, y laicos participaron el sábado de una capacitación intensiva que se desarrolló en el Colegio San José de Pehuajó. Allí se dictó el primer encuentro para acceder a la diplomatura en “Catequesis del Buen Pastor”, destinada a las personas que trabajan en el proceso de la Iniciación Cristiana con niños de 3 a 6 años. Esta metodología es nueva en la diócesis y continuará todos los primeros sábados de cada mes hasta diciembre.
La formación estuvo a cargo de la profesora Adriana Gazza, per-teneciente a la Asociación Colombiana para la Formación Religiosa Católica (ACOFOREC) y contó con el aval de la Fundación Uni-versitaria Unimonserrate, de la arquidiócesis de Bogotá, (Colom-bia).
La iniciativa surgió del párroco de Bunge, el Padre Alcides Val-verde y se concretó gracias al apoyo del obispo diocesano, Mon-señor Ariel Torrado Mosconi. Además acompañaron el respon-sable diocesano de la Catequesis, Padre Juan Pellegrino, el cura párroco de Pehuajó, Mariano Cortés y los seminaristas Ignacio Balle y Axel Olmedo.
La Catequesis de Buen Pastor es una metodología para formar catequistas que acompañen en sus comunidades procesos de iniciación y reiniciación cristiana para los niños de todas las eda-des, siguiendo la espiritualidad y los requerimientos en las distin-tas etapas de desarrollo. En este caso en particular, la formación está destinada a catequistas que trabajarán con menores de seis años.
Durante la primera jornada asistieron más de 60 participantes pertenecientes a distintos puntos geográficos de la diócesis de 9 de Julio. Entre ellos de las localidades de 30 de Agosto, Nueve de Julio, Los Toldos, Lincoln, 25 de Mayo, Villegas, Carlos Casares, Pellegrini, Salliqueló, Baigorrita, Trenque Lauquen y Pehuajó.
Los organizadores mostraron su agrado por la excelente repercusión que despertó esta nueva metodología de trabajo en la gente. Además manifestaron su sincero agradecimiento a las Hermanas del Colegio San José, quienes cedieron gentilmente sus instalaciones, y por el compromiso y la calidad humana con la que acompañaron este primer encuentro.