18 septiembre 2021

MISA EN RECUERDO DEL PADRE PEDRO

Misa a cinco años del fallecimiento  del Padre Pedro Traveset.

padre-pedro-traveset

Lunes 24 de abril de 2017.

Se invita a la comunidad a la misa que se celebrará el 25 de abril a las 19 en la Iglesia Catedral en memoria por los cinco años de la partida del padre Pedro Traveset.
Apodado afectuosamente por los fieles como “Pedrito”, nació en Sant Quirze de Besora, una pequeña población española el 29 de junio de 1932. Procedía de una familia humilde pero de una rica fe católica, desde pequeño siempre estuvo vinculado con la vida religiosa. Primero lo hizo como monaguillo hasta que a los 12 años de edad, ingresó al seminario.
En 1957 fue ordenado sacerdote y, pocos años después, en 1963, llegó a la Argentina. Su destino era la diócesis de 9 de Julio y lo hacía como vicario parroquial de la comunidad Nuestra Señora de los Dolores, en Trenque Lauquen. Allí permaneció seis años y desplegó una intensa labor pastoral que oscilaba entre visitas a la Clínica, al Hospital Municipal, a los enfermos en sus domicilios, actividad en la Acción Católica, entre otras.
Su próximo destino fue como vicario parroquial y luego como cura párroco de la Catedral de 9 de Julio, tarea pastoral que desempeñó a solicitud del obispo de entonces, Alejo Guilligan. En nuestra ciudad permaneció por unos extensos veintitrés años donde realizó una labor pastoral intachable que incluyó desde la organización de los movimientos eclesiales hasta la ejecución de obras de refacción en el templo, la Quinta parroquial, etc.
Con su carisma sociable y jovial logró atraer la simpatía de numerosas generaciones de católicos así como la de despertar las vocaciones sacerdotales de numerosos jóvenes. También logró concretar grandes obras como la reconstrucción del presbiterio y la construcción del nuevo altar mayor, en cuyos laterales fueron colocadas las imágenes de María y de Santo Domingo, que él mismo gestionó para que se trajeran de Barcelona.
Luego fue trasladado como párroco nuevamente a Trenque Lauquen en mayo de 1992. Su ministerio allí se puede sintetizar con una expresión salida de la boca de los fieles: “Pedrito está en todas partes, siempre alegre y mostrando un gran amor por todos, especialmente por los pobres”. También se ocupaba de la evangelización en la penitenciaría que existía en la localidad en donde celebraba misa y dirigía la catequesis de los internos.
Al enfermar en el año 2011 volvió a su terruño junto a su hermano Ramón, su cuñada Pilar y sus dos sobrinos.
El padre Pedrito, como lo recuerda lo comunidad afectuosamente falleció en paz, como vivió, en Barcelona el 25 de abril de 2012 en el hospital español de la Santa Cruz de Vic.