16 agosto 2022

Cárceles: AUMENTO 70% LA POBLACION EXTRANJERA

presos ltd

Si se compara con la población carcelaria de hace tres años, 35.979, el porcentaje de inmigrantes tras las rejas en la provincia de Buenos Aires era de 3 por ciento, mientras que en la actualidad es de 4,3 por ciento.

Domingo, 5 de enero de 2017

Luego que el Gobierno nacional publicara días atrás el decreto que endurece la Ley de Migraciones para así acelerar la expulsión de los extranjeros que delinquen, los números sobre inmigrantes detenidos pasaron a ser el centro de la escena. Desde 2014 hasta la actualidad, la cifra de extranjeros privados de su libertad en cárceles de la provincia de Buenos Aires creció casi un 70 por ciento, aunque si se tiene en cuenta los casi 40 mil detenidos en el territorio, los inmigrantes representan sólo algo más del 4 por ciento, muy lejos del imaginario colectivo.

De acuerdo con datos a los que accedió de manera exclusiva la agencia DIB y que fueron publicados en Diario EXTRA, a principios de este año hay 1.735 extranjeros presos entre unidades del Servicio Penitenciario Bonaerense, alcaldías y dependencias policiales. Si se compara con 2014 se nota un importante incremento, ya que la cifra se ubicaba en 1.075; es decir, un 67,6 por ciento más. Y del total actual, la mitad son paraguayos, mientras que un 16 por ciento peruanos, un 10,6 uruguayos y un 9,3 por ciento bolivianos. Luego le siguen en el ranking ciudadanos de Chile, de Colombia y República Dominicana.

carceles

Las causas por las que están detenidos varían y desde hace tres años el aumento ha sido constante: de los 1.075 del año 2014, se pasó a 1.251 un año más tarde, a 1.567 en 2016 y a 1.735 presos en este año. Si se compara con la población carcelaria de hace tres años, 35.979, el porcentaje de inmigrantes tras las rejas era de 3 por ciento, mientras que en la actualidad es de 4,3 por ciento.

Según el Censo 2010, último realizado en el país, en la provincia de Buenos Aires hay 942 mil residentes no nativos. Sin embargo, proyecciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya ubican algo por encima del millón. Es decir, sólo el 6 por ciento de la población que vive en el territorio (15.625.084) es extranjera. Además, estas cifras arrojan un dato más que interesante: del total de inmigrantes en la provincia, sólo el 0,18 por ciento está detenido.

Para el Gobierno nacional, el endurecimiento de la ley migratoria se justifica como medio para "evitar el ingreso y la permanencia en el país" de extranjeros con causas penales. Si bien la normativa ya establecía como impedimento "haber sido condenado o estar cumpliendo condena, en la Argentina o en el exterior", con la modificación, se determina que se entienda como antecedente penal "un auto de procesamiento firme, el cierre de la investigación preparatoria o acto procesal equiparable".

El objetivo, además, es justamente acortar los tiempos para definir la expulsión de un extranjero con antecedentes penales. Según fuentes oficiales, hasta ahora los procesos duraban entre 6 y 7 años y la idea es que se terminen en dos meses. Sin embargo, el decreto genera polémica entre los organismos defensores de Derechos Humanos ya que consideran que el plazo de dos meses atenta contra el debido proceso legal.

Crédito: Infonoroeste