1 diciembre 2022

8 BENEFICIOS EXTRA DE SALIR A CAMINAR

shutterstock_101095540-611x407

Domingo, 1 de enero de 2017

Caminar, además de aliviar algunos síntomas de la depresión y el cansancio del cerebro, tiene beneficios tan grandes que cambian absolutamente la manera en que se comporta el cuerpo. Aquí hay ocho razones para implementar la caminata en tu vida diaria:

1. Evita la diabetes

Nuevas investigaciones asocian la caminata con una reducción considerable del desarrollo de la diabetes tipo 2. La resistencia a la insulina es un predictor de esta enfermedad, incluso en personas con niveles normales de glucosa. Pero un estudio recienteencontró que las personas con un historial familiar de diabetes que caminan mucho mejoran su sensibilidad a la insulina.

2. mejora la vida sexual

El sexo y el ejercicio van de la mano. En un estudio de mujeres de entre45 y 55 años de edad, aquellas que se ejercitaban, incluyendo caminatas, reportaron no sólo más deseo sexual, sino también mayor satisfacción sexual.

3. Ahorro en gastos de gimnasio

Sin importar dónde vivas, hay un lugar en el que puedes salir a caminar. Y 150 minutos de caminata moderadamente intensa puede ayudar a manejar el estrés y prevenir enfermedades del corazón. Además, caminar diariamente equivale a ir a un gimnasio dos o tres veces por semana, y es gratis y tranquilizante.

4. Puede ayudar a dejar algunos medicamentos

Algunos estudios que analizaron a más de 32 mil mujeres y 8 mil hombres encontraron que aquellos que tomaban largas caminatas cada semana eran los que tomaban menos medicamentos. Ello no significa que no salgas a caminar cada día por periodos cortos, pero organizar una caminata más larga una vez a la semana podría ahorrarte muchos medicamentos y por lo tanto también mucho dinero.

5. Ayuda a disipar el dolor de fibromialgia

Esta condición crónica afecta a más del 4 por ciento de la población en América, y muchas veces va acompañada de dolor, fatiga y aletargo mental. Un estudio encontró que aquellos que caminan por 60 minutos por 18 semanas reportaron mejoras en su capacidad mental y estaban menos cansados y deprimidos.

6. Ayuda a combatir el cáncer de mama

Las mujeres que caminan regularmente después de ser diagnosticadas con cáncer de mama tienen 45 por ciento más posibilidad de sobrevivir que aquellas que son inactivas, de acuerdo a un estudio de Oncología Clínica.

7. Pasear reduce el riesgo de ataques al corazón

Caminar a paso rápido por treinta minutos, cinco días a la semana, puede bajar significativamente tu riego a sufrir un ataque, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Carolina del Sur.

8. Puede salvar tu mente

Investigadores italianos enlistaron a 749 personas que sufrían de problemas de memoria y encontraron que aquellos que gastaban más energía en caminar tenían 27 por ciento menos posibilidad de sufrir demencia que aquellos que gastaban lo menos. Esto podría ser el resultado del papel de la actividad física en incrementar el flujo de sangre al cerebro.

 

ADEMAS

Aumenta la eficiencia del corazón, esto significa que este órgano late menos veces por minuto pero bombea más sangre al cuerpo.

Disminuye la presión arterial en grandes esfuerzos físicos, y las células musculares también se benefician, ya que aumenta la cantidad de venas pequeñas que recorren el cuerpo para nutrir y enviar oxígeno a estas.

En cuanto al peso, este deporte también ayuda, pues al caminar mucho tiempo y distancias largas, el cuerpo quema mucha grasa (la usa como combustible).

Con las caminatas la piel mejora, se pone más fresca, se oxigena más y recupera la capacidad para eliminar toxinas como para renovar células.

En relación a los músculos, estos naturalmente se fortifican, principalmente por los desniveles y los accidentes naturales del terreno donde se camina. La diferencia de estos, hace que debas subir, descender y avanzar por pendientes con distinto grado.

Mejora el ánimo, hace que generemos endorfinas, hormonas imprescindibles para la salud mental. Pero, además, se trata de una práctica que se realiza en comunión con la naturaleza, alejados del estrés laboral de las grandes ciudades, del ruido, de la contaminación.

 

 

 

Fuente: Ministerio de Educación (Chile)