7 agosto 2022

“FIESTAS” PARA MASCOTAS

mascotas2

Martes 20 de diciembre de 2016.

Para evitar trastornos en la salud de las mascotas, frente a la pirotecnia, es conveniente ubicar a las mascotas en el lugar en el que sienta más cómoda.

Un nuevo año está finalizando y, en vísperas de fiestas, nuestras mascotas comienzan a sufrir los efectos del uso de la pirotecnia, de los cambios de rutina y de las alteraciones de los hábitos alimenticios. El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires brinda, como todos los años, recomendaciones para prevenir  y disminuir el malestar de perros y gatos.

Las fiestas implican un cambio y aumento de actividad en el entono de nuestras mascotas, más aun si es la primera que comparten junto a la familia, por lo que se deben tener en cuenta varios aspectos para que se sientan cómodos y seguros.

Otra vez la pirotecnia

Los animales poseen una alta sensibilidad que ante estímulos sonoros intensos, imperceptibles muchas veces para el humano, expone a las mascotas a sufrir estrés por exceso de ruido y explosiones. Debido a su hipersensibilidad auditiva, los ruidos fuertes pueden causarles pánico y provocar conductas no habituales como escapar sin rumbo, atravesar cercos de contención, etc. No sólo corren riesgo de lastimarse o lastimar a las personas sino que también pueden desorientarse y perderse. Después de cada festejo de Navidad y Año Nuevo crece el número de mascotas perdidas.

Prevenir malestar y daños

La mejor es ubicar a las mascotas en una habitación donde estén cómodos, con sus juguetes habituales, comida, agua y algún sonido con el que estén familiarizados (radio, televisión o música prendida). Es importante que no haya nada con lo que pueda hacerse daño (elementos cortantes. vidrios, rejas, etc.).

Mientras persista los ruidos de la pirotecnia, si el gato o perro se siente cómodo bajo una mesa o escondiéndose en la bañadera, es preferible dejarlo. Se debe evitar sobrecargarlos con mimos, abrazos y caricias y dale su espacio para que la mascota busque el lugar donde se encuentre más cómodo y "protegido". Es importante mantener la rutina de los animales, procurando que hagan ejercicios durante el día para que a la noche pueda dormir mejor.

Para los perros que estarán solos en las fiestas  y que permanezcan así por algunos días, es importante dejar la casa bien cerrada y con ventilación, evitar que las puertas se cierren por alguna corriente y los dejen aislados. En el caso de los gatos, es aconsejable dejarlos con abundante comida y bebida y las bandejas limpias. Siempre, la mejor solución es que alguien conocido y de confianza visite a nuestras mascotas en nuestra ausencia. No dejar atada a las mascotas y evitar el peligro de ahorque.

Si es posible, se debe identificar con una chapita con su nombre y un teléfono para localizar a los dueños.

Por último, uno de los errores más comunes es administrar a los animales un sedante sin consultar previamente a un veterinario. Esto deriva en ocasiones en casos de intoxicaciones y hasta puede llevar a la muerte del animal. Se debe consultar a un especialista para determinar si es necesario administrar algún tranquilizante a una mascota frente a la pirotecnia y, en ese caso, determinar la dosis.

De la Mono-dieta a los atracones.

Antes, durante y después de las fiestas suelen aparecer los problemas digestivos derivados de la incorporación a su dieta de alimentos inusuales, como chocolate, frutas secas o carnes grasas. Es común que durante estas fechas la mascota, que come generalmente una mono-dieta, se le dé de comer la comida propia del festejo y a veces en exceso, lo que puede producir serios trastornos.

Es importante intentar conservar la dieta de las mascotas y no alterarla con los alimentos que consumimos durante los festejos