22 septiembre 2021

OJO!!, EL CUENTO DEL TIO NO DESCANSA

En distintas ciudades de la zona han vuelto a reiterarse distintos casos de "Cuentos del Tío", modalidad delictiva que verdaderamente "no descansa" y ante la cual se han reiterado recomendaciones.

el-cuento-del-tio

 

Domingo 13 de noviembre de 2016.

Ante ello se recuerda quee en caso de recibir llamados telefónicos de personas extrañas haciendo mención de conocer algún familiar directo y manifestar que trabajan en alguna entidad Bancaria, prestar mucha atención ya que ningún empleado del Banco tiene la autorización para ir a un domicilio de cualquier persona para tramitar algo relacionado con el trabajo bancario, mucho menos cambiar billetes por alguna numeración que estuviera fuera de circulación, ante ello, el primer paso a seguir seria, comunicarse con el familiar al cual nombran para certificar que el llamado fuera falso, dar conocimiento inmediato a la dependencia policial o Ayudantía Fiscal.

No abrir la puerta del domicilio a personas desconocidas mucho menos dejarlas ingresar por cualquier consulta por algún ofrecimiento de algún trámite bancario, para ese caso cada ciudadano lo tiene que tramitar en la misma sede en donde es cliente o posee cuenta.

Las personas que hacen este tipo de operación delictiva son personas que visten muy bien, que utilizan palabras muy engañosas, que suelen haber más de dos personas, una de ellas la que habla con el posible engañado y otras que se ocultan en algún vehículo que lo estacionan a pocos metros de la posible víctima, por lo que también se solicita al vecino que observa cualquier tipo de movimiento sospechoso en la casa de alguna persona que todo el vecindario sabe que vive sola llamar inmediatamente al abonado 101 en donde un móvil policial se dirigirá para identificar al posible sospechoso y más aún poder evitar que un abuelo sufriera una estafa de la modalidad de engaño.

Que también es dable seguir dando de este tipo de recomendaciones y que la familia comente lo que está sucediendo para evitar ser estafados.