5 agosto 2021

Osteoporosis: PRINCIPAL ENEMIGA DE LOS ARGENTINOS

osteo

Sábado 22 de octubre de 2016.

La sufren una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres.

El esqueleto, un conjunto de huesos que se modifica constantemente y se renueva cada diez años, comienza a partir de los 30 a realizar el proceso de recambio cada vez más lento. Es así que cuando la pérdida de masa ósea se hace más severa se puede producir osteoporosis, una enfermedad esquelética sistémica caracterizada por el deterioro de la microarquitectura de los huesos y por una resistencia cada vez más débil.

Sin embargo, la osteoporosis no presenta síntomas y suele descubrirse recién cuando se produce la primera lesión grave o fractura, generalmente en muñecas, cadera o vértebras. Las fracturas de columna vertebral y cadera son las más complejas: la primera produce graves consecuencias -internación, tratamiento quirúrgico y mayores riesgos de mortalidad y discapacidad- y la segunda presenta un carácter asintomático.

Se trata de una enfermedad silenciosa, asintomática, que ataca los huesos de las personas mayores de 50.

En el marco de la Semana Mundial de la Osteoporosis, la recomendación de los especialistas es que las mujeres se realicen una densitometría a partir de los 65 años y los hombres, desde los 70 años. En mujeres menores de 65 años se realiza un control en la posmenopausia siempre y cuando hayan tenido o tengan factores de riesgo como haber fumado, bajo peso, haber consumido corticoides o padecer alguna enfermedad como celiaquía. El diagnóstico temprano permite detectar esta enfermedad que no presenta síntomas y que se manifiesta finalmente con una fractura que podría ser evitada.

Pelea Para prevenirla, hay que ingerir calcio, vitamina D y hacer ciertos ejercicios físicos.

Su carácter asintomático la convierte en una "enfermedad silenciosa", con gran prevalencia en mujeres que transitan la menopausia, momento de una disminución acentuada de los estrógenos. Si bien los hombres también sufren pérdida de tejido óseo, la padecen a menor velocidad que ellas. La proporción estimada indica que una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años padecen ese tipo de fracturas. Sólo en la Argentina, tres de cada diez sufren esa complicación.

Alerta Cuidado: también puede afectar a mujeres jóvenes que no se alimentan bien.

En la Argentina, de acuerdo con los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dos de cada cuatro mujeres mayores de 50 años tienen osteopenia (un nivel de deterioro óseo de menor grado que la osteoporosis) y una, osteoporosis propiamente dicha. Con la edad no sólo se deteriora la calidad del tejido óseo, sino que además los músculos pierden su fuerza y su función. La persona siente de a poco que ya no tiene la misma velocidad al caminar o pierde la capacidad de reacción ante las caídas. Cuidado, también afecta a mujeres jóvenes, que pueden padecer fracturas por descalcificación, en particular cuando sufren bajo peso o no se alimentan bien.

La osteoporosis es una enfermedad tratable, pero requiere de cambios en el estilo de vida, ingesta adecuada de calcio y vitamina D, ejercicios físicos y medicamentos que aumenten la masa ósea. La actividad física regular, una alimentación que incluya lácteos, una cantidad adecuada de ingesta de proteínas y exposición regular al sol son clave en la prevención del deterioro de los huesos.