28 enero 2021

SOLIDARIDAD NUEVEJULIENSE

La noticia se conoció ayer. Un padre y su hija viajaban desde Río Gallegos, rumbo a su hogar en Entre Ríos. Tras varias noches durmiendo mal, y sin alimentos suficientes, hicieron escala en 9 de Julio, donde la audiencia de un programa radial los colmó de solidaridad.

RADIO AMANECER
El conductor Antonio Rocca fue el nexo entre Pedro y la solidaridad de la gente. Foto El Regional Digital

Domingo, 26 de junio de 2016

La familia entera de Pedro Enríquez, por circunstancias familiares, deben regresar de Río Gallegos (Santa Cruz) a su ciudad natal, Paraná (Entre Ríos). Su mujer, varios hijos y nietos, lo hicieron en el camión de mudanzas, días atrás, pero Pedro junto a su hija Celeste (16) debió emprender el camino a dedo. El viernes pasado, una vecina de nuestro medio los acercó hasta la terminal de ómnibus de nuestra ciudad, y conmovida con la historia de Enríquez y su hija, les sugirió acercarse en la mañana a la emisora radial "Amanecer" de Juan Carlos Bravo.

Los viajeros durmieron en la terminal y el día sábado se presentaron en el programa "Recuerdos y Tradiciones", que conduce Antonio Rocca quien anunció a sus oyentes que sería una mañana "distinta" ya que había que dar una mano a un campero en aprietos.

Enríquez, ya instalado en los estudios de la 102.7, contó que trabajaba para una empresa contratista que proveía servicios a "Austral Construcciones" pero “la situación se puso difícil y no pudimos seguir más. Hace 6 meses que nos quedamos sin trabajo y hace tres meses mi hija mayor con sus dos pequeños hijos sufrió el incendio de su casa, donde falleció mi hija. Fue este el golpe más duro", relato entre lágrimas, Pedro, de 55 años.

De allí en más, la respuesta fue inmediata y con la colaboración de mucha gente, se le consiguió el dinero para los pasajes. Varios se acercaron, además, con comida y hasta regalos para Celeste, que embargada por la emoción, solo atinó a decir, gracias. El total de lo recaudado gracias a la solidaridad de los vecinos fue de $5.750, más alimentos elaborados y regalos.

El viajero manifestó que “me sorprendió todo esto, no lo esperaba. Estoy muy agradecido y estoy contento porque vamos a poder viajar y mañana con este dinero que nos han alcanzado tendremos comida en la mesa”.

Pedro y Celeste partieron anoche, desde la terminal, con destino a Paraná, con algunas penas propias de su situación personal, pero con los bolsos repletos de amor y solidaridad nuevejuliense.