23 marzo 2023

DISPONEN "MEDITACION" CONTRA EL BULLYNG

f2e8d970-6196-4251-bfee-4c357e9cad15

Miércoles 15 de junio de 2016.

El Senado bonaerense aprobó iniciativa para que la Dirección General de Cultura y Educación incorpore como actividad extracurricular, incluida en la jornada escolar, espacios de relajación y meditación con el fin de estimular la inteligencia emocional y disminuir la violencia escolar.
“Es importante que se haya avanzado en este proyecto que busca prevenir acciones de violencia escolar, tema que nos ocupa no solo como legisladores sino también como padres”, expresó el senador Omar Foglia,
autor de la iniciativa:
Respecto al proyecto de Declaración aprobado en la Comisión, Foglia comentó: “Hay diversas experiencias tanto en el exterior como en nuestro país donde se han implementado este tipo de técnicas, en espacios de enseñanza, dirigiendo su objetivo a disminuir la violencia escolar, generando el control del estrés ante las presiones de obtener logros académicos, los cuales al no verse satisfechos degeneran en frustración e incluso depresión”.

Antecedentes

La realización de estas actividades, ya cuentan con antecedentes en nuestra provincia, como ser la ciudad de San Isidro. Las mismas, en el marco del proyecto coordinado por el servicio de “Medicina del Estrés” del Hospital Central Municipal de San Isidro, siendo dirigido por Daniel López Rosetti, ha sido el primero en incorporar estas técnicas para disminuir la violencia escolar. La instrumentación de técnicas de relajación conllevan no solo a la disminución de los índices de estrés emocional sino que derivan específicamente en la mejora del rendimiento académico.
Sobre esta cuestión, el senador explicó: "Varios estudios han reconocido los beneficios que los niños han logrado con la práctica de la misma, como ser: mejora en las técnicas respiratorias, perfeccionamiento de las posturas corporales, mejora la autoestima eliminando indicios de depresión, control y manejo de las emociones y mejora el desarrollo de la concentración y la atención".

"La realidad de nuestras escuelas donde el acoso se ha transformado en un hecho cotidiano, la implementación de estas técnicas de meditación, como incluso acciones de “refuerzo positivo”, tendiente a reforzar actividades exitosas, cambiando la percepción hacia el otro, buscarían el estimulo para lograr el progreso individual y colectivo y desarrollar las potencialidades del individuo, determinando una profunda mejora en el autoestima, evitando la exclusión y el acoso diario", finalizó.