17 abril 2021

¿PUEDE SUPERARSE LA ANSIEDAD?

Esta afección, que actúa de manera silenciosa, se está propagando como una de las principales del siglo XXI. ¿De qué se trata esta patología? ¿Qué síntomas trae?

SALUD 33-SDARC-003547C

Miércoles 8 de junio de 2016.

La ansiedad es la más común y universal de las emociones básicas de las personas y se encuentra presente a lo largo de toda su vida.

Se llama ansiedad al estado natural que sentimos al enfrentarnos a una situación de peligro.

Puede presentarse como una preocupación ligera hasta una respuesta extrema de "pelear o huir" donde el cuerpo se prepara para un gran esfuerzo físico como parte de un mecanismo de auto-conservación.

Existen distintos cuadros clínicos en los que la ansiedad es el síntoma fundamental.

Entre ellos estaría el trastorno por crisis de angustia, en la ansiedad se presenta de forma episódica como palpitaciones, sensación de ahogo, inestabilidad, temblores o miedo de morirse.

Otra variante es el trastorno de ansiedad generalizada, existiendo un estado permanente de angustia o el trastorno fóbico, con miedos específicos o inespecíficos.

Otro trastorno es el obsesivo-compulsivo, con ideas "intrusitas" y desagradables que pueden acompañarse de actos rituales que disminuyen la angustia de la obsesión (lavarse muchas veces por miedo a contagiarse, comprobar las puertas o los enchufes, dudas continuas).

Finalmente,están las reacciones de estrés agudo o postraumático y los trastornos de adaptación a situaciones vitales adversas.

Se llama trastorno de ansiedad al estado que sufre la persona cuando experimenta una situación de ansiedad inadecuada, cuando ésta causa a la persona un malestar psicofísico que se identifica por una sensación de inquietud, intranquilidad, inseguridad o preocupación excesiva, convirtiéndose en una ansiedad inapropiada.

Frecuentemente hay una preocupación y tensión excesiva por todo.

Algunos de los síntomas que se presentan son:

* Sentirse tenso o contracturado.

* Debilidad, cansancio y agotamiento.

* Inquietud o impaciencia.

* Irritabilidad.

* Falta de concentración o tener la mente en blanco.

* Dificultad para dormir.

* Hay que tener en cuenta que también pueden presentarse los síntomas de ataque de pánico.

Es necesario distinguir la ansiedad del estrés.

La ansiedad es una emoción, mientras que el estrés hace alusión a una situación ambiental a la que nos vemos obligados a enfrentarnos y adaptarnos.

El hecho de que a veces las situaciones de estrés pueden llevar a sentir ansiedad, mientras que detrás de mucho estados de ansiedad existen acontecimientos estresantes, motiva que se utilicen coloquialmente de forma indistinta.

Hay que tener en cuenta que las situaciones estresantes varían según los sujetos, de tal forma que lo que es estresante para algunas personas no lo es para otras.

Los trastornos de ansiedad afectan al 18% de la gente.