20 enero 2022

Vidal: "LA PROVINCIA DUELE"

La Gobernadora describió una grave situación social y en materia de salud e infraestructura. Pero prometió reformas.

 

big_bfd8fd104b43062845db672fc69e47b6

Miércoles 2 de marzo de 2016.

“La Provincia duele”. Con esa frase contundente, la gobernadora María Eugenia Vidal realizó un crudo diagnóstico sobre la situación social, de salud, infraestructura y económica financiera en la que recibió su gobierno. Fue, durante su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura donde además anunció que tanto ella como sus funcionarios y los jefes policiales y penitenciarios, deberán hacer obligatoriamente declaraciones juradas de bienes.

“Nos duele que más de la mitad de las familias no tengan agua potable ni cloacas, lo que afecta directamente a la salud y al desarrollo de millones de personas, o tener hospitales en riesgo de demolición y que de los 77 hospitales provinciales, 53 requieran inversiones millonarias para ponerse de pie”, graficó la mandataria.

Vidal encabezó una ceremonia que careció del habitual color de los últimos años, ya que no hubo banderas partidarias ni lluvia de papelitos desde las gradas.

Vestido verde y zapatos negros fue el look que eligió la mandataria, quien arribó en auto minutos antes de las 18, saludó a un reducido grupo de militantes que la esperaba tras las vallas y caminó por la alfombra roja custodiada por la guardia policial bonaerense para luego meterse en el edificio.

Los palcos del recinto estuvieron repletos, aunque sin banderas políticas como acostumbró el peronismo y el kirchnerismo durante el gobierno de Daniel Scioli. Los cánticos también brillaron por su ausencia; el respaldo a la gobernadora fue expresado durante su discurso con largos aplausos, y únicamente en el final de la ceremonia se escuchó tenuemente la reconocida frase de Cambiemos: “Sí se puede”.

Al hablar sobre la herencia recibida, Vidal precisó que el ministerio de Salud “tenía una deuda de 2.600 millones de pesos a más de 600 proveedores que es casi lo mismo que se invierte anualmente en la compra de bienes e insumos hospitalarios” o que no podía dar respuesta ante una emergencia “porque no tenía ni helicóptero ni avión sanitario para trasladar a las personas”.