24 junio 2021

POLLOS QUE VUELAN... AL EXTERIOR

Esperan un fuerte repunte de las exportaciones y afirman que tras el foco de gripe aviar en los Estados Unidos, la Argentina podría ganar nuevos mercados.
Pollos12-1024x732

Martes 11 de agosto de 2015.

Esperan que los pollos vuelen al exterior El brote de gripe aviar en Estados Unidos ha obligado a sacrificar más de 44 millones de pollos.
Mientras aún siguen las repercusiones por el conflicto que vivió la avícola Cresta Roja, que primero despidió a sus empleados y luego, a través de la intervención oficial reanudó la producción, soplan nuevos vientos para el sector.
Los especialistas afirman que el país cambiará el destino de muchos de sus embarques de carne aviar hacia mercados que han cerrado sus puertas al producto de los Estados Unidos, tras la epidemia de gripe aviar en el segundo mayor proveedor del mundo, según la previsión del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA). "Creemos que se va a dar una reactivación que ya se está notando con operaciones de exportación nuevas", dijo Roberto Domenech, presidente de la entidad.
Las exportaciones de la Argentina sufrieron un fuerte revés cuando a fines del año pasado Venezuela, hasta entonces el principal comprador del producto argentino, dejó de importar carne aviar del país tras el desplome del precio del crudo. Ahora, el hecho de que decenas de países impusieron prohibiciones totales o parciales a las importaciones aviarias desde los Estados Unidos, le permitirá a la Argentina reorientar embarques y evitar lo que sucede en la actualidad, donde la caída de las exportaciones saturó el mercado interno, en una coyuntura que redujo los precios.
El brote de gripe aviar en EE.UU., el peor en su historia, ha obligado a sacrificar más de 44 millones de pollos, pavos y otras aves desde diciembre de 2014. De acuerdo con cifras del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, la Argentina exportará 375.000 toneladas de carne aviar entre enero y octubre de 2015, por encima de las 278.000 toneladas del año pasado y de las 337.000 toneladas de 2013, antes de que Venezuela cancelara sus importaciones. "Gracias a la incipiente reactivación de las exportaciones, la caída de precios de la carne (aviar) en el mercado interno ha comenzado a regularse", dijo Domenech.
El crecimiento de la oferta doméstica presionó el valor mayorista de la carne aviar a un promedio de $ 11,76 por kilo en los primeros cinco meses del año, según el Ministerio de Agricultura. "Hemos tenido una crisis de precio importante donde, afortunadamente para nosotros, nos ayudó el hecho de que también bajaran los precios del maíz y la soja", señaló Domenech, en referencia a los insumos para la alimento de las aves.