18 enero 2022

¿QUÉ TIENE QUE VER EL BIFE CON LOS ZAPATOS?

Domingo 12 de Julio de 2015.

Se estima que los frigoríficos pierden rentabilidad por la caída del precio de los subproductos de la hacienda, y por eso trasladan la pérdida al mostrador. 
carneSegún un informe mensual de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), en junio el precio de la carne al público aumentó, "a pesar de que el precio de la hacienda en pie no se modifica. Ocurre porque los valores del cuero y de la menudencia tuvieron fuertes caídas a salida del frigorífico", indica el documento.
Tal como lo advierte la entidad que nuclea a las pymes frigoríficas, en octubre del año pasado el cuero valía $ 14,82 el kilo y la menudencia $ 1,89 el kilo. Los valores actuales pasaron a $9,82 el kilo, y $ 1,28 el kilo, respectivamente, y con anuncios de nuevas bajas por parte de los compradores. Hasta la fecha las bajas fueron de 34% y 32%, respectivamente.
De esta manera, el denominado "recupero" (el valor obtenido en la industria por la venta de cuero, cebo, menudencias, sangre y demás subproductos) cayó de $ 5,20 por kilo en gancho a $ 3,30 por kilo, "lo que implicó una pérdida de $ 1,9 por kilo o 37%. Y esos casi dos pesos se están trasladando al precio de la carne en el mostrador, lo que se traduce en un aumento de entre $ 5 y $ 10 el kilo en los cortes al público".
Por el contrario, el presidente de la Asociación de Curtiembres de Buenos Aires (ACUBA), Daniel Argentino dijo a este medio que "el cuero representa el 6% o el 7% del precio del animal. Si el cuero baja el 10 %, no está bajando ni el 0,1 por ciento del valor total del animal. El dato del cuero no es influyente, y es un dato totalmente objetivo y se puede corroborar en el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial). El cuero es un subproducto de la vaca, pero en el negocio cada uno resuelve como puede".
Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, asume el aumento y se cuestiona el origen. "Se está produciendo la suba esta semana: $1, o $1,50, y las achuras no han bajado nada. Es cierto también que el cuero bajó, pero que hagan una aclaración, porque la suba ha sido de casi $2 el kilo de la media res. Los proveedores dicen que el mercado también sube. La hacienda buena hay que comprarla en el feedlot y eso cuesta, entonces es una mezcla de todo".
"También hay que ver si el consumidor se banca estos precios, porque se ve que se dejan de hacer cosas porque son caras. Dejan coches afuera porque no se puede pagar una cochera, y el consumo de carne bajó, pero no fue mucho en Capital Federal", agregó Williams.
Asimismo, desde la ONG Consumidores Libres, se estimó que el precio del kilo de asado registró un aumento del 1,89% durante el mes de junio último, la paleta o roast beef subió 1,29%, y la carne picada común aumentó 0,91%, según un relevamiento efectuado por la entidad en supermercados y negocios minoristas de la ciudad de Buenos Aires.
 
Por Lorena Hak