“NO SEAMOS TRATADOS COMO MARIONETAS”