EL BANCO CENTRAL REACTIVÓ EL CLEARING