El aumento de casos complejiza la atención sanitaria