CON STARLINK, INTERNET A TODO EL MUNDO