27 mayo 2024

Naftas: primero el aumento, después el congelamiento

YPF y algunas petroleras privadas subieron 12,5% sus combustibles. Otras ya lo habían hecho a principios de semana. A partir de ese nuevo nivel, regirá un acuerdo por el cual los precios estarán congelados hasta el 31 de octubre.

El gobierno y las principales petroleras acordaron hoy congelar el precio de los combstibles hasta el 31 de octubre, una semana después de las elecciones generales, aunque a la medianoche la estatal YPF, lider del mercado, aumentó un 12,5% el valor de sus productos, en línea con lo que ya hicieron la mayoría de las compañías del sector privado.

La suba de las naftas y el gas oil se produce después de que venciera el acuerdo para aumentar 4 a 4,5% mensual los combustibles y tras la devaluación del 22% del peso que dispuso el lunes el gobierno, en acuerdo con el FMI.

Luego de esas medidas, las estaciones de servicio de Shell, Axion y Puma Energy había incrementado sus precios. Sin embargo, YPF, que devenga aproximadamente el 75% de los combustibles del país, lo hizo anoche al igual que otras privadas que hasta ahora no habían aumentado.

A partir de ese nuevo nivel, los precios serán congelados, según se acordó hoy en una reunión entre representantes de las petroleras y el gobierno, del que participaron el ministro de Economía, Sergio Massa, la secretaria de Energía, Flavia Royón; Pablo González y Pablo Iuliano (YPF); Marcos Bulgheroni; Adrián Vila (Pluspetrol); Emilio Nadra y Rodrigo Fernández Deleo (CGC); Francisco Villamil (Vista); Ricardo Markous (Tecpetrol); Santiago Patrón Costas (Pampa Energy) y Gustavo Scarini (PCR).
Economía afirmó que “habrá beneficios fiscales que pueden ser quitados si las empresas violan el acuerdo”, e indicaron que “se activará en la Secretaría de Energía un sistema de denuncias”, ante posibles incrementos.

Precio no regulado
En el país, el sector de combustibles no está regulado. Sin embargo, los gobiernos inciden sobre el precio a través de YPF. En esta ocasión, las petroleras se anticiparon y decidieron no esperar las negociaciones con el Gobierno.
En el año, los precios de la nafta y el gasoil subieron en promedio 63%, en línea con la inflación acumulada hasta julio. Sin embargo, en el mismo periodo aumentó la brecha de precios entre el valor local del barril de petróleo (US$63, aproximadamente) con la cotización internacional del Brent, que está en US$84.
Hasta antes del incremento de hoy, el litro de nafta súper al tipo de cambio oficial valía en promedio 60 centavos de dólar en la ciudad de Buenos Aires, cuando su precio histórico rondó un dólar. Es decir, estaba en un 65% por debajo de su valor histórico. Con el nuevo aumento, el promedio de la nafta súper pasará a estar en 70 centavos.
La petrolera Raízen, licenciataria de las estaciones de servicio Shell, que tiene los valores más altos del mercado, tiene los siguientes precios las estaciones porteñas luego de la suba de 12,5%: nafta súper, $250 (US$0,71); nafta premium, $345 (US$0,98); gasoil súper, $281 (US$0,8), y gasoil premium, $362 (US$1). El tipo de cambio oficial mayorista es de $350. (DIB) AL