28 enero 2023

El agujero de ozono llegó a Tierra del Fuego: qué significa y qué recaudos hay que tomar

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó en la mañana del lunes que el ozono sondeo registró en Ushuaia, Tierra del Fuego, valores de gases atmosféricos inferiores a 220 Unidades Dobson, lo que significa que el agujero de ozono se encuentra por encima de esta región.

Según los especialistas, este fenómeno implica el adelgazamiento de la capa de ozono producido sobre la región antártica durante esta época. Al tener una forma que cambia constantemente, el agujero de ozono en ocasiones se alarga o se desplaza hasta llegar al sur de Patagonia, tal como ocurrió esta semana.

La disminución de la ozonosfera tiene como consecuencia que más rayos ultravioletas (UV) lleguen a la superficie, los cuales son nocivos para los seres humanos. El valor del índice UV, que da información del riesgo por sobreexposición al sol, hoy es superior a 12, situándose en un nivel de extremo peligro.

Sin embargo, el SMN calcula que el índice UV comenzará a bajar a partir de mañana, hasta llegar a 7.2 el día sábado. Al mismo tiempo, el agujero de ozono dejará de afectar a la zona sur del país y el gas atmosférico volverá a sus valores habituales, por encima de las 220 Unidades Dobson.

Recomendaciones para cuidarse de los rayos UV

  • No estar al sol, aún con bajas temperaturas.

  • Usar ropa compacta, sombrero con alas y anteojos certificados con filtro UV.

  • Aplicar protector solar con factor de protección de 30 o más y reforzarlo cada dos horas.

Daños que puede producir la exposición a los rayos UV

Una larga exposición a rayos ultravioletas puede provocar un envejecimiento prematuro y aumentar el riesgo de generación de cáncer de piel. A su vez, la exposición a la radiación UV incrementa las probabilidades de presentar enfermedades que podrían causar ceguera si no se utiliza una protección adecuada para los ojos.

Es posible que algunos medicamentos orales, como los antibióticos, las píldoras anticonceptivas y los productos que contienen peróxido de benzoílo, así como algunos cosméticos, aumenten la sensibilidad de la piel y los ojos a los rayos UV en todos los tipos de piel.

Aunque cualquiera puede presentar estos daños, las personas más propensas son aquellas que:

  • Pasan mucho tiempo al sol o han tenido quemaduras de sol.

  • Tienen la piel, el cabello y los ojos claros.

  • Tienen un familiar con cáncer de piel.

  • Tienen más de 50 años.