14 agosto 2022

Daireaux: hay tres detenidos por el camionero que murió a piedrazos

La Justicia secuestró además un vehículo que habría sido usado para perseguir a la víctima y hay más camioneros que quedaron involucrados en la causa, pero están en libertad.
La muerte de Guillermo Andrés Jara, el chofer de 45 años de la empresa Celsur Logística Gral. Rodríguez, ya tiene a tres detenidos. Todos son mayores de edad y colegas de la victima. Se trata de Fabián Paredes, de 44 años, Federico Gómez, de 34 y Darío Martín de 47, oriundos de Daireaux. Están acusados de haber arrojado el objeto contundente contra el parabrisas que desencadenó el trágico incidente vial.
Para la Justicia, Paredes, Gómez y Martin persiguieron a Jara en una camioneta, sobrepasaron su marcha y en el kilómetro 345 de la Ruta Provincial 65 atacaron a piedrazos al camionero. Uno de esos proyectiles impactó plenamente en su cabeza. La pericia determinó que la muerte se produjo por un “traumatismo grave de cráneo”.También, hay otras personas que serán sometidas a declaración testimonial en su rol de testigos. Inclusive, también se secuestró una camioneta Fiat Strada que habría sido la utilizada en el persecución. Trabaja en la causa la UFIJ N° 3 de Trenque Lauquen.

También comenzó a circular un audio de WhatsApp que tiene como protagonista a uno de los manifestantes que agredió a Jara antes de la persecución.

“Estábamos en el paro, parando camiones, una hora cada uno. Todo piola. (Jara) Nos encara para pasarnos a todos por arriba, lo sacudimos con una goma y el loco clava los frenos. Abrió la puerta haciéndose el caliente, éramos como 20, le chupó tres h... Para mí venía drogado o algo de eso”, expresó este hombre, de quien no se difundió su nombre y apellido.

Luego continuó: “Abre la puerta, empieza a los gritos, forcejea, lo quisieron cagar a palos. Lo calmamos un poco. Le cerramos la puerta. Y por allá abre de nuevo la puerta y muestra un ‘chumbo’. No sé si era una carabina o un aire comprimido, no sé qué carajo era; un fierro era”.

“Y se me trabó la cabeza a mí. Lo manoteé de la campera, le arranqué la manga, le arranqué la remera, le rompí el pantalón, no lo podía bajar de la cabina. El loco se prendió al volante y no lo podía bajar”, relató.

“Así que le dí un par de toques al vuelo hasta que el loco asustado enganchó el cambio y cortó. Desapareció. Llamamos a los milicos porque tenía un arma, lo sacaron a correr para anotar la patente. ¿Y dos pel... qué hicieron? Lo sacaron a correr más fuertes que estos que fueron a anotar la patente”, agregó.

“Y se ve que lo pasaron, lo esperaron y cuando lo vieron de frente lo sacudieron con una piedra. Al loco lo tiró abajo, el camión lo hizo mierda y se mató. Encima los había filmado a los que lo seguían y no sé si lo filmó al que le tiró la piedra de frente”, narró.