17 enero 2022

La Justicia frenó la venta del primer buque que desembarcó en Malvinas

Fue a partir de un pedido de los excombatientes. La nave durante un prolongado tiempo estuvo seriamente averiada, escorada y hundida en el muelle de Puerto Belgrano.

La Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca confirmó una medida cautelar y suspendió la venta como chatarra del buque insignia utilizado para recuperar las Islas Malvinas, el “Santísima Trinidad”.

De esa forma se confirmó la resolución de septiembre pasado del juez federal N° 1, Walter López Da Silva, a partir de un pedido de los excombatientes, encabezados por el cordobés Jorge Eduardo Oliver, representante de la agrupación Generación Malvinas.

Los camaristas Pablo Larriera y Leandro Picado ordenaron frenar el decreto del presidente Alberto Fernández en su carácter de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, de diciembre del año pasado, que disponía la venta definitiva del buque “Santísima Trinidad”, que lideró el desembarco en Malvinas el 2 de abril de 1982.

La Cámara sostuvo que en el choque de intereses del Estado (entre la destrucción y la protección constitucional) “se le otorga preeminencia a esta última, al menos en forma precautoria”.

La resolución, se aclaró, “solo implica la suspensión de la orden de enajenar de forma definitiva al buque Ara Santísima Trinidad, por lo que el navío deberá permanecer en el mismo estado en que se encuentra actualmente, amarrado en la Base Naval Puerto Belgrano, hasta tanto se resuelva el fondo de la presente”.

La nave de la Armada Argentina, que en 2015 fue ingresada a dique para inspección, está radiada de servicio y durante un prolongado tiempo estuvo seriamente averiada, escorada y hundida en el muelle de Puerto Belgrano