7 diciembre 2021

Logran que una mujer ciega reconozca formas y letras

Luego de años de estudios, científicos españoles lograron que una mujer ciega reconozca letras y formas mediante un implante cerebral y un ojo biónico, el primer paso hacia neuroprótesis visuales cerebrales.

Después de varias investigaciones, un nuevo proyecto de científicos españoles de la Universidad de Miguel Hernández, en la ciudad de Elche, consiguió que una mujer ciega reconociera formas y letras mediante un implante cerebral.

Se trata de la española Bernardeta Gómez, de 57 años, quien tuvo que dejar la docencia de biología cuando una infección, conocida como septicemia, la dejó ciega hace 16 años. Su pasión por la ciencia la ha llevado a ser voluntaria de un experimento que por primera vez se realiza con una persona no vidente.

El objetivo de Eduardo Fernández, director de neuroingeniería de la Universidad Miguel Hernández, es lograr que gran parte de los 36 millones de ciegos en todo el mundo puedan recuperar la visión.

De este modo, los científicos lograron hacer su primer experimento con la implementación de un ojo biónico en Bernardeta, quien ahora, con la ayuda de un implante cerebral, es capaz de distinguir formas simples y letras. El implante consta de 1000 electrodos en el cerebro para comunicarse con las células cerebrales.

El dispositivo “traduce” lo que la cámara captura en señales electrónicas que se envían, con la ayuda de un cable, a un receptor que se ha incorporado quirúrgicamente en la parte posterior del cráneo del paciente.

Gracias a unas gafas con una retina artificial y una diminuta placa de 1000 electrodos en su cerebro, situados en la corteza cerebral, la paciente es capaz de reconocer letras del alfabeto y percibir formas con precisión.

Durante seis meses los científicos hicieron diferentes experimentos en los que Bernadeta tenía que reconocer  la posición de distintos estímulos, letras o la forma de objetos. El sistema completo de estimulación incluye una retina artificial dentro de unas gafas, que simula la visión humana.

Bernardeta contribuyó a dar el primer paso hacia lo que serán en el futuro, tras mucho trabajo científico, las neuroprótesis visuales cerebrales que ayuden a personas ciegas o con visión reducida a recuperar la visión, o parte de ella.