29 noviembre 2021

Pero que pan dulce, Juan Manuel!!!

Un pastelero argentino se metió en la final del mundial de pan dulce milanés - Juan Manuel Alfonso Rodríguez tendrá la difícil parada ante un taiwanés y 10 italianos. Hoy será la instancia decisiva en Milán.

Un pastelero argentino logró meterse en la final del mundial de pan dulce milanés y buscará arrebatarle el título a Italia. Se trata de Juan Manuel Alfonso Rodríguez, de la Confitería Artiaga, del barrio porteño de Saavedra, y quien pudo cumplir su primera meta, que era pasar la instancia de semifinales del Panettone World Championship.

El pase a la gran final lo logró el pasado viernes en Milán y, tras conocer la noticia, celebró en redes sociales. “GRACIAS GRACIAS GRACIAS A TODOSSSSS. ARGENTINA ESTÁ EN LA FINAL! Muchas muchas gracias a todos por creer en mí. A TODOS los seguidores por creer en mí. A mi novia que me empujó a que me anote en un curso hace años y descubrí el panettone y q me banco siempre en todas. Gracias a mi familia por creer en mí, por apoyarme, por estar siempre sin importar para qué”.

“Gracias a TODO el equipo Artiaga!!!! Gracias a mis abuelos que me lo dieron y enseñaron el esfuerzo, el trabajo, la disciplina”, agregó el pastelero de 31 años. Y concluyó: “GRACIAS TOTALES. EL DOMINGO VOY A NECESITAR A LA HINCHADA MAS GRANDE DEL MUNDO ALENTANDO. QUIERO ESCUCHARLOS DESDE ESTE LADO DEL OCÉANO!!! Vamos Argentina”.

Hoy Alfonso Rodríguez se jugará la chance de traer a la Argentina el título de campeón mundial de panettone, pero para ello tendrá que superar al taiwanés Wu Pao Chun; y a los italianos Mario Colombo, Aniello Di Caprio, Grazia Mazzali, Antonio Pistoni, Vincenzo Tiri, Emanuele Comi, Rosetta Lembo, Oscar Pagani, Mattia Premoli y Carmen Vecchione.

Para competir en el PWC se deben seguir las técnicas ancestrales de la exquisita receta del norte de Italia. “El panettone tiene que tener cierto color amarillento, pero que no puede ser con colorante: para eso hay que usar yemas de gallinas alimentadas con maíz. También hay que aromatizarlo de manera natural, con alguna pasta de limón o naranja”, había descripto el joven pastelero de Panadería Artiaga en junio pasado.

El jurado del certamen tendrá en cuenta aspectos como “la estética de afuera, el volumen, la carga de frutas”, entre otros detalles. “La masa madre tiene que estar impecable y para eso se deja descansar y levar durante unas 12 o 16 horas”, había agregado Alfonso Rodríguez.

La competencia tiene un sabor especial para el argentino, ya que estando afuera para poder prepararse se enteró del fallecimiento de su abuela, la española Alba Hebe Rodríguez. “Gracias por todo lo que me enseñaste, abuela. Tu ojo crítico, inteligencia, para la vida. De chico me enseñaste a atender el negocio, a aprender cuando un producto está bien o mal hecho, el paladar afilado que tenias, tenias una memoria increíble donde recordabas todo, siempre fuiste para adelante. Donde quiera que estés, descansa en paz”, escribió en sus redes sociales.