22 octubre 2021

Acusan al kirchnerismo de querer sacar a productores del INTA

El senador de Elisa Carrió en la Legislatura bonaerense, Andrés De Leo, advirtió sobre un proyecto promovido por dos diputadas del kirchnerismo que pretende cambiar la composición del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), dejando de lado la participación de los productores.

 

“El proyecto de modificación de la integración del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), tiene como principal objetivo eliminar la presencia de los productores rurales y profesionales del agro, del principal órgano decisorio de la entidad”, advirtió el senador Andrés De Leo.

En el INTA, además del Gobierno y las universidades, hoy tienen un lugar Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Coninagro, Federación Agraria Argentina (FAA), Sociedad Rural Argentina (SRA) y la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea).

Sin embargo, las diputadas nacionales Alcira Figueroa (FDT-Salta) y Mabel Caparrós (FDT-Tierra del Fuego) proponen que esas entidades ya no estén más en el Consejo Directivo. Solo reserva el lugar para las asociaciones de productores, pero sin precisar cuáles, para un Consejo Asesor a crear.

Al respecto, por medio un proyecto ingresado en la Cámara alta bonaerense, De Leo manifestó su preocupación y rechazo a dicha presentación realizada en la Cámara de Diputados de la Nación del Proyecto de Ley 3448-D-2021.

Al mismo tiempo, De Leo remarcó la necesidad de que el Organismo obtenga la completa autarquía financiera que “únicamente se logra con el efectivo cumplimiento del Decreto/Ley 21680 de creación del Instituto, y la afectación directa de los recursos tal como lo establece la Ley, condición sine qua non para el estricto cumplimiento de sus atribuciones y competencias”.

En rigor, de acuerdo a la propuesta de las diputadas oficialistas, además de un presidente y un vicepresidente, el Consejo Directivo del INTA tendrá un vocal en representación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca; otro por el Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (Senasa); un tercero por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación; un cuarto en representación del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y otros dos vocales “en representación de las provincias”.

Además, la iniciativa de las legisladoras tiene un enfoque de género y así lo hace saber para el caso del directorio. “El Directorio deberá conformarse con paridad de género, estableciéndose un cupo de 4 (cuatro) personas pertenecientes el género femenino y 4 (cuatro) personas pertenecientes al género masculino. La persona presidente y vice-presidente no podrán pertenecer al mismo género”, indica el texto.