23 octubre 2021

El dato que Facebook ignoró de Instagram sobre el daño a menores

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, recibió un informe que demostró el daño que Instagram puede hacer entre los más jóvenes pero decidió ignorarlo.

Un informe interno realizado por  Facebook  demostró que  Instagram resulta tóxico para los adolescentes e incluso afecta su salud mental, pero  Mark Zuckerberg decidió decidirlo.

Sin dudas se trata de una de las redes sociales con mayor crecimiento en los últimos años, sobre todo entre los más jóvenes. Pero una continua a la "vida feliz y exitosa" de influencers e instagramers de imagen perfecta puede generar daños en esa etapa de formación.

Instagram es dañino para los menores; esa fue la conclusión contundente a la que llegó un estudio realizado por Facebook, el gigante tecnológico, y actualmente propietario de la red social, según dio a conocer un su publicación The Wall Street Journal.

El resultado puede no sorprender a todos, pero sí causa una mayor preocupación que resultó ser especialmente perjudicial para las mujeres adolescentes, que sufren mayores índices de depresión y, en casos extremos, llegan a plantearse la idea del suicidio.

Uno de los principales motivos es la distorsión sobre el cuerpo femenino que produce entre los consumidores de la red que siempre priorizó la imagen, ya que nació de la mano de las fotografías y una infinidad de filtros para mejorarlas. Pero cuando el propio cuerpo no cumple con esos estándares, se produce un daño importante en la autopercepción de las niñas.

El estudio interno además revela que "un 32% de las chicas adolescentes se sienten mal sobre su cuerpo", algo que empeora durante el consumo de Instagram. Y detalla que "las comparaciones en la red social pueden cambiar cómo una mujer joven se ve y describe a sí misma", además de incrementar las tasas de ansiedad y depresión.

Pero para empeorar la situación Mark Zuckerberg,  CEO de la compañía decidió ignorarlo e incluso mentir sobre los resultados .
En marzo de 2021 cuando participó en una audiencia del congreso de los EEUU sobre salud mental y juventud, aseguró: "Las investigaciones que hemos llevado a cabo muestran que usar aplicaciones sociales que conectan con otra gente pueden tener efectos positivos en la salud" .