7 julio 2022

Consumidores pagan el quíntuple de lo que ganan los productores

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó que los consumidores pagaron 5,22 veces más de lo que cobraron los productores en tranquera.

La brecha de precios para el promedio de los 24 principales productos agropecuarios aumentó 11% en junio y los consumidores pagaron 5,22 veces más de lo que cobraron los productores en tranquera, según informó hoy la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). La diferencia de precio entre ambos puntos, productor y comprador, es la más alta en 5 meses y se impulsó por los valores de alimentos como la cebolla, la naranja, la mandarina y la lechuga.

En contrapartida a esta suba, la participación del productor en los precios de venta bajó a 26,9%, según CAME. En tanto, la suba mensual del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) fue empujada por el descenso de 3,3% en los precios al productor, mientras que los precios al consumidor subieron 0,42% en los comercios pymes de cercanía y cayeron 5% en los hipermercados.

En ese marco, se reflejó que el IPOD frutihortícola: subió 12,6% en el mes y la brecha para esos productos promedió en 5,75 veces.A su vez el, IPOD ganadero: aumentó 0,7% con una brecha promedio de 3,2 veces. Cifra que representa el 44% más bajo que el IPOD frutihortícola, ampliando nuevamente su brecha frente al mes anterior.

En lo referente a los hipermercados se registraron muchos altibajos entre un día y otro y, además, entre diferentes provincias, sostuvo uno de los puntos del informe. Estos porcentajes representan, en promedio, las variaciones de precios mensuales de los 24 productos de la canasta en los diferentes estadios (precio en origen, precio en góndola en comercios de cercanía y en hipermercados).

¿Por qué hay tanta brecha?¿Por qué el mercado es tan injusto con quienes producen nuestros alimentos? “El mercado privado se maneja con pura especulación según un criterio de cantidades y de consumo en las grandes ciudades. Si hay mucha lechuga en el campo, se le paga poco al pequeño productor. Otras veces las familias campesinas tienen que regalar varias hectáreas de tomates porque el volumen de producción es tan alto, que no llega a ser absorbido por la cadena de distribución”, explica Juan Pablo Della Villa, responsable de Comercialización de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), organización que propone alimentos justos y soberanos a precios justos y contacto más directo entre productores y consumidores para evitar los abusos en los precios de los intermediarios.

“El mercado privado se maneja con pura especulación según un criterio de cantidades y de consumo en las grandes ciudades. Si hay mucha lechuga en el campo, se le paga poco al pequeño productor. Otras veces las familias campesinas tienen que regalar varias hectáreas de tomates porque el volumen de producción es tan alto, que no llega a ser absorbido por la cadena de distribución. Nuestra lógica para poner los precios tiene que ver con los tiempos de producción y la temporada de ciertos alimentos. Si la lechuga vale 40 hoy, puede valer lo mismo por tres meses: no es lógico que dos días después valga 100 y a la otra semana, 200", razona Della Villa.

El referente de la UTT Nahuel Levaggi agrega: “La propuesta alternativa es con tierra propia, producir agroecológicamente y tener canales de distribución que harían subir el precio para el productor, bajar el precio a los consumidores y no generar derroches que van quedando en los camiones, en el mercado, en la verdulería y en los supermercados”.

La injusticia está a la vista: no puede ser que quienes producen alimentos sean los grandes perdedores de la cadena. Es hora de un cambio urgente.