28 julio 2021

Instalarán en escuelas medidores de dióxido de carbono

La Provincia compró 33.000 medidores de dióxido de carbono para las escuelas públicas - Cómo es la tecnología que ayuda a prevenir contagios de coronavirus.

Uno de los cinco anuncios que realizó el gobernador Axel Kicillof fue la adquisición de 33.000 medidores de dióxido de carbono (CO2) como parte de los nuevos protocolos en el regreso a las clases presenciales.

El medidor de dióxido de carbono se trata de un aparato electrónico con sensores capaces de medir la cantidad de CO2 en el aire y arrojar tanto un valor absoluto como un indicador de situación: "alto", "medio" o "bajo".

Por este motivo, se recomienda su uso para medir la calidad del aire en espacios cerrados y controlar que la ventilación sea la adecuada. "Se pensaba que los contagios eran por contacto más bien de superficies, donde se depositaba el virus, y ahora está comprobado que el virus es como el humo del cigarrillo", explicó Kicillof.

Cómo se utilizan
Son aparatos de tecnología simple, como un termómetro o cualquier otro aparato de medición. Basta con encenderlos en un ambiente y esperar el tiempo indicado por el medidor para que arroje los valores.

Existen dos tipos de medidores:

Estáticos, que sólo pueden utilizarse si están fijos en un ambiente.
Portátiles, que pueden arrojar mediciones del aire en diferentes lugares adonde uno los necesite.
Estos últimos serán los que se distribuyan entre las escuelas de la Provincia.

Cómo ayudan a prevenir los contagios de coronavirus
El medidor de dióxido de carbono permite detectar si el aire en un espacio o ambiente está correctamente ventilado o no. En caso de que no lo esté, el CO2 es el primer indicador de un aire estancado o "viciado", producto de una ventilación insuficiente.

Según explicó Kicillof, el aparato "no mide si hay o no coronavirus en el aire, pero si alguno de los que está en ese espacio cerrado estuviera contagiado y se satura mucho dióxido de carbono, hay una correlación entre la saturación de este gas y obviamente las partículas de virus".

Cómo se implementará en las escuelas de la Provincia
La Provincia adquirió 33.000 medidores de dióxido de carbono para los establecimientos educativos públicos. No habrá uno por aula, pero a través de un protocolo se realizarán mediciones para determinar si la ventilación es suficiente o no.

"Con el sólo hecho de saber en qué situación se encuentran se puede ver si se mantienen las medidas de ventilación o no", explicó el Gobernador. En caso de que haga falta una mayor ventilación, las autoridades escolares podrán determinar diferentes medidas para mejorar la circulación y renovación de aire.