11 mayo 2021

Quién es Samuel Llanos, el detenido por el femicidio de Los Toldos

El arrestado es instructor de artes marciales y dueño de un gimnasio; arrastra un largo historial de denuncias por hechos de violencia doméstica.

 

El cuerpo de Analía Maldonado, de 40 años fue encontrado calcinado a la vera de un camino rural en Los Toldos. Por el femicidio fue detenido Samuel Llanos, de 40 años, que era pareja de la víctima desde el año pasado y que tuvo con la mujer una fuerte discusión en la madrugada del pasado domingo.

El presunto femicida, que fue detenido por la policía bonaerense en un hotel de Luján, arrastra un largo historial de denuncias en su contra por hechos de violencia doméstica, era instructor de artes marciales, fisicoculturista y dueño de un gimnasio.

Vecinos de Los Toldos contaron que Llanos era conocido como uno de los “pendencieros” de la ciudad porque “siempre estaba envuelto en disturbios”; agregaron que se solía pelear en boliches, bares y en las calles de la ciudad porque era una “persona violenta”. Lo acusan de ser “un ladron de gallinas”, porque “hurtaba objetos de los patios vecinos”.

“Maravilla Llanos”, es como se hacía llamar durante su tiempo como boxeador. Un oficio que habría heredado de su tío materno, Julio Argentino Cabral, conocido popularmente como Polvorita. Cuando en 2007 se mudó a Los Toldos, de donde es oriunda su madre, solía competir en el Club Juventud Alsina.

Un habitual espectador de los combates contó que Llanos no tenía un buen desempeño, que “lo solían hacer besar la lona” y que “fue un mediocre amateur que no protagonizo más de 20 en peleas”.

En 2013 fue contratado por la Municipalidad de General Viamonte, cuya localidad cabecera es Los Toldos- como agente de tránsito, pero en 2017 fue echado por el historial de denuncias de violencia de género que acumulaba. Según pudo saberse, Antonella Coliqueo, la expareja de Llanos, con quien tiene una hija de 9 años, lo denunció dos veces por violencia. Desde 2009, Llanos acumula once causas por agresiones a exnovias y familiares.

Coliqueo mantuvo una relación con Llanos entre 2010 y 2012. Ella lo denunció mientras vivían juntos y luego, cuando ya no se encontraban en pareja. “Samuel a mí muchas veces, borracho, me pegaba y me decía que me iban a encontrar en una zanja”, explicó la mujer.

Durante el último año en el que Llanos se desempeñó como agente municipal, se viralizó un video, que lo tenía a él como protagonista. En las imágenes quedó registrado un operativo de control de tránsito, en el cual el ahora presunto femicida y otro agente pretendieron retener la moto de un vecino y como este se negó, lo intentó reducir de una manera violenta, situación que terminó en una pelea callejera.

Tras ser dado de baja por la municipalidad, Llanos comenzó a dar clases de en un gimnasio en la Calle Jose Hernández. Pero a finales del 2019 abrió su propio centro deportivo en un local ubicado en la calle Ignacio Coliqueo y Alsina. Poco después volvió a mudarse, a diez cuadras sobre la misma calle. Habría sido la propia Analía la que habría financiado y salido de garante para el alquiler del local, que antiguamente era un supermercado. Ese gimnasio está ubicado a solo tres cuadras de la casa que compartía la pareja y que sería el escenario del femicidio.

Fuente: La Nación.