11 mayo 2021

Axel no descarta toque de queda y suspensión de clases

En el decreto que oficializó las nuevas medidas para frenar la segunda ola de coronavirus el Gobernador dejó el terreno preparado para endurecer las restricciones, con un eventual toque de queda a las 20 hs. y la suspensión de las clases presenciales en caso de ser necesario.

El Gobierno bonaerense oficializó este sábado las medidas para contener la segunda ola de coronavirus que regirán en principio hasta el 30 de abril, a través del decreto Nº178/2021 publicado anoche como suplemento en el Boletín oficial del distrito.

La normativa precisa las restricciones que estarán vigentes en los municipios bonaerense según lo previsto para las fases 3, 4 y 5, con eje la reducción de la circulación en horarios nocturnos, y reducción de las actividades comerciales y gastronómicas.

Además, el decreto que lleva la firma de Axel Kicillof deja abierta la posibilidad de endurecer las medidas si es que la situación epidemiológica no mejora. En concreto, se pone el foco la reducción de la circulación y la suspensión de las clases presenciales.

En el artículo 3 se faculta al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y a la directora General de Cultura y Educación, Agustina Vila, a “suspender, de manera conjunta, en forma temporaria las clases presenciales, así como a reiniciarlas, en función de la evaluación del riesgo epidemiológico”.

En ese sentido, la normativa aclara que la posibilidad de interrumpir las clases presenciales “son de aplicación para todo el sistema educativo público, que comprende la gestión estatal y la gestión privada, conforme lo establece la Ley N° 13.688”.

Desde el Gobierno bonaerense aclararon a Diputados Bonaerenses que las clases presenciales “continúan con normalidad” y que el decreto “sólo faculta a suspenderlas en caso de ser necesario”. Es decir, que los chicos deberán concurrir a las aulas tal como estaba previsto.

Este sábado los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) se reunieron y resolvieron presentar una nota para reclamar “una reunión con carácter de urgente” con Vila y el ministro de Salud, Daniel Gollan.

En la misiva los sindicatos pidieron “discutir la implementación de medidas de carácter restrictivo que impidan la propagación de los contagios en las escuelas” ante el “aumento tan acelerado de los casos” de coronavirus en territorio bonaerense.