25 julio 2021

Pandemia: crecen 900% los robos en "citas" de internet

El encierro ante la pandemia de coronavirus derivó en una sucesión de hechos delictivos que se multiplicaron por la utilización de aplicaciones como Tinder.

El episodio padecido por un hombre que fue seducido por una "viuda negra" a través de una aplicación de citas por internet, para terminar envenenado y desvalijado en su casa del barrio de Chacarita, puso de relieve una modalidad delictiva de "ataques delictivos en citas" que creció de manera asombrosa durante la pandemia.

"La realidad es que no sospeché nunca de ella. Chateamos por Tinder varios días. Luego nos citamos para tomar algo en un café, hablamos un rato largo. Me dijo de ir a mi departamento. Yo estaba poniendo música y ella se ofreció a preparar un trago. Ahí puso una sustancia. Apenas tomé un poco, me desvanecí. Cuando desperté se había llevado todo, incluso con dos cómplices", dijo el damnificado.

Se accedió a una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad (E.M.I.) en Buenos Aires, desarrollada por la ONG Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, orientada a la actividad de "ataques en citas". Allí quedó acreditado que la problemática se ha disparado desde marzo de 2020, al inicio de la pandemia de coronavirus. "Pasamos de 25 casos entre febrero 2019 y febrero de 2020 para llegar a más de 240, entre febrero 2020 y 2021. 171 casos en la Capital Federal y 70 en la Provincia de Buenos Aires", se señaló.

"Se trata de citas que se generan por aplicaciones de internet. Y terminan muy mal, con robos principalmente", explicó Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

"La 'viuda negra', junto a un par de cómplices que quedaron grabados en las cámaras de seguridad, revolvió todo el departamento hasta hacerse con el dinero en efectivo. En ese momento se marcharon y una vez más este tipo de crímenes tuvo éxito, al menos hasta el momento porque no hay ni detenidos ni sospechosos", señaló Miglino.

Cómo comienza la operatoria criminal

Miglino continuó advirtiendo que "las viudas negras ponen la mira en los hombres que llegan a un restaurant o un bar de una zona acomodada. Si ven que durante un largo rato el hombre sigue solo, llega el momento de atacar. Otra modalidad es como el caso antes aludido utilizando Tinder pero la red social de citas tiene un problema para las bandas criminales, cuya cabeza visible es la viuda negra: queda registrada la foto de la delincuente e incluso varios de movimientos y llamados previos y posteriores".

La operatoria criminal progresa