8 diciembre 2021

Histórico amparo para frenar el trigo transgénico en la Provincia


Un conjunto amplio de organizaciones ambientales y comunidades indígenas presentaron un amparo que quedó radicado en la justicia de Mar del Plata. ¿Por qué el trigo transgénico puede ser tan perjudicial?



 

Domingo 27 de diciembre de 2020.

 

La preocupación por la implementación del trigo transgénico en la Argentina, crece luego de que el gobierno nacional le diera el visto bueno y lo aprobara. La semilla genéticamente modificada permite mayor resistencia a las sequías y a un nuevo agroquímico potencialmente contaminante y perjudicial para la salud, el Glufosinato de Amonio.
Por eso, un conjunto amplio de organizaciones ambientales, asambleas de pueblos fumigados y comunidades indígenas, presentaron un amparo en la justicia bonaerense. La causa quedó radicada en el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil No 2 del Departamento Judicial de Mar del Plata, a cargo del Dr. Néstor Adrián Salas.
La medida se trata de una acción de amparo ambiental colectiva inédita hasta ahora, porque incorpora a decenas de actores y sectores que se posicionan como perjudicados ante la posible implementación del trigo transgénico.

Por otro lado, muchas de las organizaciones y comunidades que se presentaron ante la justicia, son productores agroecológicos, que consideran que podrían sufrir una contaminación genética de sus trigos, en caso de que el transgénico sea incorporado por otros productores vecinos.

En un comunicado el colectivo de organizaciones ambientales puntualizó en que ésta acción se propone, por un lado, “la defensa y protección de quienes forman parte del sistema agroalimentario y producen conforme al paradigma ambiental de la Constitución Nacional”, y por el otro, “involucrar y responsabilizar a las provincias, que son las primeras deben velar por la diversidad biológica y el cuidado de los bienes ambientales, entre ellos los recursos genéticos”.

Por otro lado, recordaron que la Agroecología “se trata de un sistema de agricultura en auge, que genera la producción de alimentos sanos y de mayor valor nutricional, respetando el ambiente y la diversidad biológica por su característica sustentabilidad ecosistémica”.

Por eso, remarcaron con énfasis que todos los emprendimientos agroecológicos que forman parte de la acción judicial y los demás existentes en la provincia de Buenos Aires, se pondría en peligro en caso de liberarse el Trigo HB4. “Los obligaría a abandonar sus proyectos de producción de Trigo Agroecológico ante el altísimo riesgo de contaminación genética”, advirtieron en el comunicado al cual accedió este medio.

Por otra parte, las comunidades y organizaciones ambientales que presentaron el amparo judicial, se basaron en siete dictámenes en calidad de informaciones sumarias “calificadas por profesionales especializados y con conocimientos de los riesgos que implican los alimentos genéticamente modificados, y por eso recomiendan al Juzgado actuante la “no liberación del trigo Transgénico por representar un riesgo de daño grave a la salud humana y la biodiversidad con grave afectación de la soberanía alimentaria”.