3 agosto 2021

Los problemas que causa el exceso de pantallas


El uso excesivo de pantallas puede producir lesiones oculares graves a largo plazo, como cataratas y daños oculares menos graves a corto plazo.



 

Jueves 25 de noviembre de 2020.

 

“El uso ilimitado de las computadoras, las tablet y los celulares ha recrudecido con la pandemia, pero es un síndrome muy estudiado sobre todo en el ámbito laboral. Tan es así que la Organización Internacional del Trabajo lo declaró dentro de las enfermedades laborales. Ello no solo afecta a la visión sino también a la postura corporal, sino que también tiene consecuencias psicológicas que se manifiesta, por ejemplo, como el insomnio”, señaló la doctora Gabriela Ferretti.
Además de los efectos físicos, “en muchos casos hay una generación de angustia al entrar cotidianamente, a través de las pantallas, en las redes sociales”.

En tiempos de pandemia “donde uno está alejado de ciertas personas, puede ver mensajes que lo afectan desde el punto de vista personal”.
Ferretti hizo un llamado de atención a la cantidad de horas que se permanece frente a la pantalla, al sumarse “el teletrabajo cotidiano”.

Con la pandemia “todo o casi todo, lo que se refiere a la actividad cotidiana, pasó a ser a través de la pantalla”.

Síntomas
En cuanto a los síntomas más frecuentes, Ferretti afirmó que está “el ojo rojo” a lo que suele sumarse “la visión borrosa, ardor o sensación de -ojo seco- y secundariamente dolor de cabeza, que “es bastante frecuente”.

En los Estados Unidos “el 12 por ciento de las consultas oftalmológicas tiene que ver con trastornos de la visión relacionados con mirar una pantalla de ordenador”.

Por ello, hizo un llamado a mantener la pantallas a una distancia de, por lo menos 40 centímetros de nuestra vista”. Asimismo, recordó que “se sugiere que cada veinte minutos uno saque la vista de la pantalla, y mire a lo lejos”, como modo de hallar un descanso y un relax muscular.

Adicción
Por último Ferretti, hizo un llamado de atención sobre “la adicción a las redes sociales” que generan “una dependencia, que tiene que ver más con lo psicológico”, pero cuyas afecciones oculares y físicas tiene una incidencia notoria en las personas.
“Sabemos que las adicciones plantean un sistema de recompensas a los cuales uno acude para poder obtener un placer inmediato”.