1 agosto 2021

Autismo: "DIA AZUL" PARA ROMPER BARRERAS

Lunes 2 de abril de 2018.

El 2 de abril se conmemora el Día Mundial y Nacional de Concienciación sobre el Autismo, siguiendo la propuesta mundial de la ONU y la Ley Nacional 27.053.

Bajo el lema “iluminalo de azul”, este lunes brillarán con ese color edificios emblemáticos de todo el mundo, desde el Obelisco a la Torre Eiffel, para concientizar sobre el autismo existe. Cada once minutos se diagnostica una persona y las personas con esta condición necesitan ayuda. Es una obligación del Estado que puedan tener una vida acorde a sus posibilidades.

Pocos trastornos hay tan desconcertantes como el Trastorno del Espectro Autista (TEA), una circunstancia que afecta el desarrollo del cerebro, las conexiones neuronales. Es un trastorno neurobiológico del desarrollo y suele manifestarse los tres primeros años de la vida de un niño. El autismo no desaparece.

Hay dos características claves en el desarrollo del autismo, como son la no comunicación con el entorno, familia, amigos, colegio… Y patrones repetitivos de comportamiento, actividades, o intereses.

Síntomas del autismo

No todos los niños pueden presentar los mismos síntomas, ni las mismas situaciones, pero muchos sí son comunes:

-en la guardería hay falta de interés por los otros niños

-no comparten intereses

-no suelen jugar a imitar el juego de los mayores, como jugar con los coches, alimentar peluches, dormir muñecas, hacer que barren, o friegan… imitando a los adultos del entorno.

-no suelen realizar contacto visual ni miran a quien les habla.

-no tienen dobles sentidos, ni entienden bromas, chistes… el lenguaje es algo muy difícil para ellos, si es que consiguen hablar.

-no les gusta el contacto físico y lo evitan.

-tienen muy activada la sensibilidad a nivel olfativo, de tacto, auditivo… En cambio, tienen poca sensibilidad al dolor.

-no suelen hacer caso a las voces de sus padres, es como si no les oyeran, llegándose a pensar que tienen deficiencia auditiva.

-suelen tener comportamientos aparentemente extraños, muy repetitivos, como el balanceo.

-hay niños que son conscientes de que algo les pasa, pero no lo entienden.

-es una discapacidad invisible ya que no se muestra ningún rasgo externo específico, y sólo se manifiesta a nivel de comportamiento.