6 diciembre 2022

IOMA: DESDE NOVIEMBRE, EL "PLASTICO" VALE

En marzo se hizo el anuncio de que IOMA iba a modificar su sistema de acreditación de afiliados, sacando de circulación los carnet de papel para modernizarse con tarjetas plásticas.

A siete meses de aquel anuncio, la novedad es que en un mes dejarán de tener validez las credenciales de papel y sólo podrán utilizarse las nuevas tarjetas. A partir del 1 de noviembre los afiliados obligatorios deberán utilizar sólo este sistema para acceder a las prestaciones de la obra social.

La medida afecta a los empleados de planta permanente, jubilados y pensionados de la Provincia. Desde el Instituto alentaron a que quienes aún no retiraron su nueva credencial se acerquen a la delegación correspondiente con el DNI del titular, el carnet actual (de papel y del grupo familiar) y el último recibo de sueldo.

En caso de que no sea el titular quien retire la credencial, la persona autorizada deberá presentarse con documento y una carta original firmada por el afiliado, junto al DNI y último recibo de sueldo del mismo.

ACTIVACION

Por otro lado, vale recordar que una vez que se retira el plástico, hay que activarlo para poder hacer uso del mismo. “Los beneficiarios recibirán un sobre que contiene la credencial del titular y las de su grupo familiar, junto con las instrucciones a seguir para validarla a través del call center (0-810-444-4662) o en www.ioma.gba.gov.ar /activame”, informaron desde IOMA.

Esto es de suma importancia, porque no sirve de nada tener la nueva credencial si no se activa, ya que no se podrá utilizarla.

VOLUNTARIOS Y TEMPORARIOS

En cuanto a los afiliados voluntarios individuales y los obligatorios temporarios, suplentes y provisionales, se comunicó que ya pueden también retirar el carnet plástico, presentando en la delegación que corresponda el DNI y la constancia del último pago realizado. Para este grupo afiliatorio aún no se establecieron fechas de caducidad para sus actuales credenciales.

Hay que recordar que con este sistema IOMA apunta a poder mejorar la identificación de sus afiliados y realizar un reempadronamiento de los mismos. La idea es simplificar la gestión de solicitudes y a fortalecer los controles en las autorizaciones de las distintas prestaciones.