27 noviembre 2022

14 habitantes: TERRENOS BARATOS PARA HABITAR FARO

Los días pasan, tranquilos, sin sobresaltos, alejados del ruido de la gran ciudad. Con lotes a muy bajo precio los vecinos de Faro proponen sumar residentes al pueblo que con sólo 14 habitantes busca aumentar su población.

Domingo, 27 de agosto de 2017

La población en Faro fue cayendo y hoy sólo suman 14 habitantes con residencia fija, otros son propietarios de casas y terrenos pero viven en pueblos cercanos o en la cabecera del partido, Coronel Dorrego.

En el canal QM, vía Skype, contaron cómo es la vida en un pueblo que no tiene más miembros que el de una “gran familia” y explicaron que buscan aumentar el número de residentes y por eso ofrecen “un cambio vida” para quienes lleguen a “repoblar” Faro.

Reunidos en una de las viviendas contaron que el pueblo, cercano a Coronel Dorrego, es “un lugar muy tranquilo, con mucha vegetación, tenemos una escuelita rural, que tiene Jardín de infantes también”, explicaron.

En Faro hay una estación de trenes “que funciona como museo, una capilla y un club que tiene capacidad para 400 personas”, mucho más que la cantidad total de habitantes del pueblo.

La convocatoria está abierta, también la propuesta de visitarlos y evaluar la posibilidad de radicarse en un pueblo distinto, único, donde la inseguridad no es un problema. Dicen que es posible conseguir inmuebles a muy bajo precio, sin embargo se encargan de aclarar que no “regalan” terrenos ni casas y que tampoco ofrecen trabajo.

En cuanto a la vida cotidiana de los 14 habitantes de Faro, cuentan: “Nos juntamos para hacer el mantenimiento del club, el mantenimiento de la capilla, del museo”, coordinan las tareas, dividen responsabilidades.

Ubicado a 25 kilómetros de Coronel Dorrego, el clima “es más bien húmedo, mediterráneo y la tierra es muy fértil” explican, algunos tienen su propia huerta, cultivan las frutas y verduras que consumen. En la zona se produce y “también se exporta” aceite de oliva “de muy buena calidad”.

Faro “está cerca del mar y de la sierra” describen los vecinos que invitan a disfrutar de “la tranquilidad del lugar, de la vegetación, en un lugar pequeño”.