24 septiembre 2021

Conflicto docente: LA ESPERA DESESPERA

172858_1

Lunes 29 de mayo de 2017.

"Si tenemos que volver a las medidas de fuerza, lo haremos”, advirtió Miguel Díaz, de Udocba, en el marco de la espera del llamado de las autoridades. A principio de mayo, la administración de María Eugenia Vidal ofreció un 20 por ciento de aumento en dos cuotas con cláusula gatillo.

Los gremios docentes bonaerenses aguardan una convocatoria a paritaria y no descartan la realización de nuevas medidas de fuerza, tras un parate de casi un mes en las negociaciones salariales. Los secretarios generales de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) y de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Miguel Díaz y Mirta Petrocini, respectivamente, dijeron que si bien se realizan encuentros informales con representantes del gobierno, no se logra aún alcanzar un acuerdo, por lo que no descartaron llamar a nuevos paros.

“Esta semana tomaremos una decisión. Si tenemos que volver a las medidas de fuerza, lo haremos. En esto coincidimos los seis gremios porque hay mucha bronca”, explicó Díaz a la agencia Télam. “No descartamos nuevas medidas porque la paciencia se está acabando”, apuntó Petrocini.

El 2 de mayo fue la última vez que los gremios docentes se reunieron con representantes del Poder Ejecutivo para discutir la paritaria a través de la mesa técnica salarial. Allí, el Gobierno les ofreció un aumento salarial del 20 por ciento en dos cuotas, con cláusula gatillo por inflación, y una suma extraordinaria de 1.500 pesos por el poder adquisitivo perdido en 2016, pero los gremios rechazaron la propuesta por considerarla “insuficiente”.

Díaz contó que si bien se llevan a cabo reuniones informales con el Ejecutivo “en busca de encontrar un punto de encuentro, lo cierto es que aún no hay fecha de convocatoria” y apuntó que “esta semana van a haber contactos y supuestamente harán la propuesta definitiva”. “Estamos esperando que se nos convoque y no hay acuerdo todavía porque no hay una propuesta seria. Ofrecen una suba del 20%. Mejoraron un poco la suma fija por 2016 pero no nos conforma el número”, dijo.

Consideró que “el gobierno tiene dinero para resolver esto, pero juega al desgaste”, al tiempo que advirtió que “los compañeros están con el mismo sueldo desde el año pasado” y “el panorama no es alentador”. “La cuestión está en un punto que no vamos para atrás ni para adelante, cuando las condiciones al decir del gobierno están dadas: los chicos en las aulas y los docentes en las escuelas”, apuntó Petrocini.

“Partimos de un salario de 9.800 pesos desde agosto del año pasado. No cerrar desde el 6 de febrero a 29 de mayo es inédito”, remarcó Petrocini y dijo que “es una injusticia para el sector docente porque esos anticipos que se dieron fueron decisiones unilaterales por una falta de voluntad política de hacer la propuesta mejorada”. La dirigente gremial dijo que existe “malestar” en los docentes, por lo que “de no haber convocatoria o un número que se pueda analizar en serio, llamaremos a congreso y los docentes decidirán”.

El fin de semana, el director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, aseguró que el gobierno de María Eugenia Vidal puede “hacer un esfuerzo un poco mayor” para destrabar la paritaria de los docentes bonaerenses. “Estamos teniendo conversaciones informales (con los gremios docentes). Realmente, la provincia está intentando hacer un esfuerzo un poco mayor, pero hay que ser muy realistas: la provincia no va a proponer un aumento que no pueda pagar. Podemos hacer un esfuerzo un poco mayor, pero siempre dentro de los números de los que estamos hablando”, afirmó Finocchiaro.