26 septiembre 2021

A 25 AÑOS DE LAS 6 MUERTES DE "LA PAYANCA"

Como hace 25 años, los primeros días de mayo rescatan de la memoria una de las páginas más oscuras de la criminología argentina. Seis crímenes y ningún detenido.

payanca-696x350

Lunes 8 de mayo de 2017.

Pasaron 25 años y los asesinatos siguen impunes. Desde aquel otoño de 1992 que General Villegas amaneció convulsionado tras encontrarse en el establecimiento rural La Payanca los cuerpos acribillados a balazos de su dueña, María Ester Etcherritegui (52), de su hijo José Luis (25) y de un linyera conocido como Francisco.
Al día siguiente, junto a una tranquera del campo, se encontraron los cuerpos de Alfonso Forte (49), concubino de Etcherritegui, y de los peones Javier Gallo y Hugo Reid, ambos de 22 años.
Las víctimas presentaban varios impactos de bala y sus rostros estaban desfigurados a golpes efectuados con objetos contundentes.

Meses después, un grupo operativo que trabajaba bajo órdenes del comisario Mario Rodríguez y su jefe de operaciones Osvaldo Seisdedos anunció el esclarecimiento del hecho al detener a cuatro hombres, que meses después fueron liberados por orden de la Cámara de Apelaciones de Junín tras desestimar las pruebas en su contra.
Además, los abogados defensores denunciaron que, mientras estuvieron detenidos, los cuatro imputados fueron torturados por los policías para que se auto incriminaran.
La teoría que desde el principio manejó la policía era que los detenidos suponían que en la estancia “La Payanca” había 50 mil pesos, por lo que decidieron torturar a sus ocupantes para que dijeran dónde estaba el dinero.
Tras más de 130 marchas de silencio en reclamo del esclarecimiento y un sinnúmero de idas y vueltas de la Justicia los crímenes siguen impunes. Pasaron 25 años.