26 septiembre 2021

CAOS EN LA RUTA 226 POR DOS ACCIDENTES

El vuelco de un camión cargado con bolsas de cementooriginó un verdadero caos de tránsito en la ruta 226. 

 

Martes 11 de abril de 2017.

 

El joven Andrés Valerga, domiciliado en Olavarría, conducía un camión Mercedes Benz con patente GMB 187 cargado con bolsas de cemento cuando, a la altura del kilómetro 343,5, perdió el control del rodado presumiblemente al haber pisado la embarrada banquina derecha teniendo en cuenta su sentido de circulación. Esta circunstancia habría sido la causa del espectacular vuelco protagonizado. El transporte quedó atravesado a lo ancho de la cinta asfáltica, con su lateral derecho apoyado sobre la ruta y las ruedas apuntando hacia la ciudad de Olavarría, mientras que un penetrante olor a gas oil denotaba el derrame de ese combustible.

De inmediato comenzaron a agolparse vehículos que viajaban en ambas direcciones ocasionando un embotellamiento de proporciones que sólo pudo ser ordenado cuando la policía llegó al lugar.
Sin embargo, esta detención del tránsito fue la causante de un segundo accidente, esta vez con consecuencias más severas, que se originó a tres kilómetros hacia Olavarría. Allí se encontraba detenido, último en la fila, un camión Volvo con acoplado que fue embestido desde atrás por un BMW oscuro conducido por Mariano Fangio, con domicilio en la calle Necochea de esta ciudad, quien resultó herido por la violencia del impacto. Los Bomberos Voluntarios de Bolívar, que se habían trasladado para socorrer al camión volcado, suspendieron su labor allí ya que el único involucrado resultó ileso y prestaron su asistencia, entonces, a este segundo episodio.

Debieron romper la estructura del techo del automóvil para retirar de su interior a Fangio quien, según testigos de ese procedimiento, en el momento se encontraba con absoluta lucidez y fue trasladado al hospital de Olavarría por una ambulancia de ese nosocomio.

Mientras tanto, a mitad de camino entre ambos accidentes, también ocurrió un despiste que fue socorrido por los camioneros que se encontraban estacionados sobre la ruta. La Dra. Angelli, obstetra de esta ciudad, al querer maniobrar su camioneta fue a parar a la banquina contraria (viajaba con destino a Bolívar) y literalmente patinó hacia el agua acumulada. Fue un episodio sin consecuencias dañosas.

 

Fuente: Diario La Mañana de Bolívar.