20 enero 2022

5 MIL MILLONES DE PERDIDA EN VILLEGAS

La localidad de Emilio V. Bunge, fue arrasada por el agua en febrero y todavía no puede lograr salir de las consecuencias. Los vecinos pidieron una audiencia con el intendente, Eduardo Campana, pero no fueron recibidos. “La situación nos excede por completo”, se lamentan.

20170323103347_villegas

Lunes 27 de marzo de 2017.

Desde octubre, que empezaron las primeras lluvias, se anegó alrededor del 70 por ciento de la superficie, es alrededor de 500 mil hectáreas. Se habló de 5 mil millones de pesos de pérdida.
Hace más de un mes que la población de Emilio V. Bunge padece las consecuencias de una terrible inundación y exigen respuestas por parte de las autoridades municipales, provinciales y nacionales.
En ese aspecto, los habitantes realizan trabajos cotidianos para intentar paliar el desastre generado por el agua pero no les alcanza para generar una solución definitiva.

Ante esta situación, Daiana Muñoz De Toro, integrante de Vecinos Autoconvocados, dialogó con QM NOTICIAS y contó que “las máquinas que hay no alcanzan, hay gente que todos los días sube fotos con el agua al pecho, uno ve los animales que han quedado arrinconados por el agua, no hay manera de sacar la producción”.
Luego expresó que “el domingo se hizo una asamblea en Piedritas de todos los pueblos y se pidió una audiencia para hablar con el intendente y todos juntos pedir ayuda a la Provincia y a la Nación porque la situación nos excede por completo”.
Entonces relató que “el intendente no se presentó porque dijo que ‘no nos iba a recibir porque no quería la gente en la plaza’”.
“Decidimos que la gente de la plaza se fuera y que recibiera a 10 representantes de los distintos pueblos. Se le ofreció eso, dijo que sí”, afirmó.
A su vez indicó que “los 10 representantes de los distintos pueblos nos paramos en la puerta de la Municipalidad y solamente había cuatro personas demás y de los medios de comunicación. EL intendente mandó a decir por teléfono que no nos iba a recibir porque éramos más de 10”.
“Se lo volvió a llamar, se le explicó, y no nos recibió”, sostuvo.

Por su parte, Guillermo Chapado, vecino autoconvocado, explicó que “desde octubre, que empezaron las primeras lluvias, se anegó alrededor del 70 por ciento de la superficie, es alrededor de 500 mil hectáreas. Se habló de 5 mil millones de pesos de pérdida”.
“Va a ser un invierno muy duro”, sentenció, y dijo que “somos localidades agrodependientes”.
Compartir en Facebook Compartir en T